Matan a periodista que trabajó en reportaje sobre "Cártel de Sinaloa"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 27 (EL UNIVERSAL).- Este martes el gobierno de España informó que el reportero David Beriain y el camarógrafo Roberto Fraile, quienes fueron secuestrados el lunes junto con un periodista irlandés, fueron asesinados por hombres armados en Burkina Faso.

Beriain de 44 años, trabajó en 2017 en el documental "Clandestino", en el que reveló cómo operaba el "Cártel de Sinaloa", encabezado por Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo".

Según testigos, los tres europeos y un burkinés -quien sigue desaparecido- fueron secuestrados y eran buscados intensamente desde la mañana de este martes por las fuerzas de seguridad de Burkina Faso.

Los periodistas acompañaban una patrulla contra la caza furtiva cuando fue atacada el lunes en el área de Fada N'Gourma-Pama, en el este del país africano.

Beriain, originario de Pamplona, en Navarra, fue periodista de guerra de la CNN y fundó la casa de producción 93 metros, especializada en documentales sobre temas delicados.

Fue con esa casa productora que en 2017 dio a conocer "Clandestino", un reportaje en video seriado que se difundió en el canal de televisión de paga DMAX, de Discovery Networks.

Para el reportaje, Beriain pasó tres meses conviviendo con la gente del cártel, de modo que pudo conocer cómo operaba y cómo se trasladaba la droga con destino a Estados Unidos.

Cuando le entrevistaron sobre ese reportaje, Beriain contó que cuando estaba en la etapa de preproducción, "El Chapo" fue capturado, lo que complicó un poco las cosas para él y para su equipo que, dijo, fue vigilado e incluso amenazado.

Incluso pudo convivir con Doña Consuelo, la madre de "El Chapo", y ver cómo se producía la metanfetamina en la Sierra de Sinaloa.

Beriain sabía lo que era vivir en el peligro. A través de sus documentales, mostró algunas de las zonas más peligrosas del mundo, incluyendo reportajes con el Talibán, en Afganistán, o con la ahora exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. También se acercó al mundo de las maras, en El Salvador.