Matan a otro periodista en México, suman nueve este año

·2  min de lectura
Imagen de archivo. Retrato de Luis Enrique Ramírez Ramos, periodista asesinado en Sinaloa, México.

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - Un columnista de un diario del occidente de México fue hallado muerto el jueves, dijeron autoridades y el medio para el que trabajaba, en un nuevo episodio de violencia en contra de los medios de comunicación en el país.

El cadáver de Luis Ramírez fue encontrado en una senda de tierra, envuelto en plástico, en el sur de Culiacán, la capital del estado Sinaloa, cuna de varios capos del narcotráfico, denunció El Debate, el diario donde escribía una columna de opinión. Según el rotativo, el comunicador tenía 40 años de trayectoria en los que había ganado numerosos premios.

"Lamentablemente se confirma que el cuerpo encontrado en un camino de terracería (...) es el periodista Luis Enrique Ramírez Ramos. Nuestras sinceras condolencias a su familia y nuestro compromiso de trabajar en esclarecer este hecho", dijo la fiscal general de Sinaloa, Sara Quiñonez, en Twitter.

Ramírez había denunciado en 2015 que su vida corría peligro. Sin embargo, de momento no fue posible determinar el móvil del crímen y si tenía que ver con su profesión.

En lo que va de 2022, ocho periodistas han sido asesinados por su labor, sin contar a Ramírez, según la organización de defensa de la libertad de prensa Artículo 19. El año pasado, los crímenes sumaron siete y, desde que Andrés López Obrador asumió la presidencia de México a fines de 2018, 33 periodistas han perdido la vida.

El fenómeno causó recientemente roces diplomáticos entre el mandatario y el gobierno de Estados Unidos y el Parlamento Europeo, luego de que los dos últimos condenaran esas muertes y pidieran al Estado mexicano hacer más para evitarlas.

El gobernante, conocido por su acrónimo AMLO y que cuestion casi a diario a periodistas y publicaciones críticas con su gestión, ha asegurado que esos homicidios no son crímenes de Estado a pesar de que el propio Gobierno ha reconocido que detrás de algunos de ellos están autoridades locales corruptas.

Organizaciones como Reporteros Sin Fronteras (RSF) o el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) condenaron el crimen y exhortaron a las autoridades mexicanas a investigar de forma urgente el caso.

(Reporte de Kylie Madry y Raúl Cortés Fernández; Editado por Diego Oré)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.