Matt Dillon cumple una promesa con "El Gran Fellove"

BERENICE BAUTISTA
·4  min de lectura
El actor Matt Dillon, miembro del jurado, llega a la ceremonia inaugutal de la 77ma edición del Festival de Cine de Venecia, en Venecia, Italia, el 2 de septiembre del 2020. El documental de Dillon "El Gran Fellove" se exhibió recientemente en el Festival Internacional de Cine de Morelia en México tras haber tenido su estreno en San Sebastián. (Foto por Joel C Ryan/Invision/AP, Archivo)
El actor Matt Dillon, miembro del jurado, llega a la ceremonia inaugutal de la 77ma edición del Festival de Cine de Venecia, en Venecia, Italia, el 2 de septiembre del 2020. El documental de Dillon "El Gran Fellove" se exhibió recientemente en el Festival Internacional de Cine de Morelia en México tras haber tenido su estreno en San Sebastián. (Foto por Joel C Ryan/Invision/AP, Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Además de ser un actor nominado a un Oscar, Matt Dillon es un melómano al que le gusta buscar entre discos viejos y amanecer escuchándolos. Así descubrió, comprando discos en Cuba, al Gran Fellove, el cantante y compositor del que trata su más reciente documental.

Fellove era un gran improvisador y su expansiva voz transmitía la sabrosura de Cuba. Dillon retó a un amigo compositor, Joey Altruda, a encontrar a ese músico en la década de 1990. Una vez que lo localizaron en México, Altruda pensó en grabar un disco con Fellove y entonces desafió a Dillon a filmar el proceso. Pero las grabaciones, tanto del álbum como del video, se quedaron enlatadas por años.

“Quedó un poco de lado, pero siempre creí que era un material increíble”, dijo Dillon en una entrevista reciente por videollamada desde Nuevo México.

Cuando Dillon retomó el proyecto en 2013 logró viajar a México con la idea de ver nuevamente a Fellove, pero el cantante murió un día después sin que pudiera verlo. Sin embargo, con la ayuda de los productores mexicanos Cristina Velasco y Carlos Sosa, hizo entrevistas adicionales.

Otra de las cosas que consiguió en esa segunda visita a México fue acceso al archivo del artista gracias a Rocío Montes, la representante de Fellove, quien le permitió entrar a un ático donde estaba toda su correspondencia y fotografías, con lo cual pudo retratar una época extinta.

“Un elemento agradable de que hayan pasado tantos años es que le da profundidad al proyecto, una profundidad que normalmente no tienes”, dijo Dillon. “Otra de las cosas es que se volvió una película más personal... Me resistía muchísimo a salir en la película y ahora estoy en ella y es bastante mi historia”.

Fellove, cuyo nombre verdadero era Francisco Fellove Valdés, nació en La Habana en 1923. Es considerado fundador del movimiento cubano del “filin” inspirado en el jazz y compuso “Mango mangüé”, popularizada por artistas como Celia Cruz y Johnny Pacheco. En la década de 1950 emigró a la Ciudad de México, donde tuvo una fama instantánea pero efímera en la bulliciosa vida nocturna capitalina. Se casó en México y para sus últimos años se había convertido en ciudadano mexicano.

Tras su estreno mundial en San Sebastián, “El Gran Fellove” se presentó en días recientes en el Festival Internacional de Cine de Morelia. Dillon dijo que el hecho de poder estrenar su filme en un festival mexicano era una especie de vuelta a casa para la película.

Originalmente Dillon, quien además de director es productor ejecutivo de la película, pensaba presentarla en persona en Morelia, pero la pandemia le impidió viajar al festival, pues habría tenido que estar en cuarentena y estaba en un rodaje.

Lo que cautivó a Dillon de Fellove fue su voz, exuberante y alegre, que proyectaba de forma natural. De inmediato supo que había algo especial en su música.

Dillon dijo que una de las cosas que más admiraba de Fellove como artista era su poder de improvisación y espontaneidad, pues podía componer mientras cantaba. Son características que también encuentra en actores a los que creció viendo como Marlon Brando, Montgomery Clift y James Dean.

Recientemente México ha tenido una mayor reflexión sobre el racismo que se vive en el país, y que persiste desde hace siglos, pero el documental nos presenta un lado distinto en el que músicos cubanos, especialmente negros, relatan que eran aceptados y reconocidos de una manera que no habían logrado en su Cuba natal.

“México representaba una tierra prometida, había más oportunidades, había industria cinematográfica, televisión”, dijo Dillon, quien se expresó complacido de poder incluir este tema en el filme sin dejar de contar la historia de Fellove. “En Cuba también había mucha oportunidad en la televisión, pero en los años 50 era poco común ver como artista principal a un afrodescendiente. Alguien negro en Cuba no iba a poder estar como Fellove al frente, siempre estaban en el fondo”.

La película fue rodada en la Ciudad de México y Veracruz, así como en Cuba. Dillon dijo que se sintió muy bien recibido durante la filmación, tanto en 1999 como en 2013.

“Creo que a veces la gente es muy injusta con México; yo sólo tuve buenas experiencias. Fue increíble y tengo muy buenos amigos allí desde entonces”, dijo el actor de cintas como “Crash” ("Alto impacto"), que le mereció una nominación al Oscar al mejor actor de reparto, y “There's Something About Mary” (" Loco por Mary").

“Creo que el momento es perfecto para esta película ('El Gran Fellove') porque no es una película que hable de identidad o de política, de ninguna manera", agregó. "Es una película que celebra la diversidad de la manera más natural”.

El álbum de Fellove y Altruda, titulado “Fellove & Joey”, será lanzado en 2021.