Catarsis y reproches a Cristina Kirchner en la carta de renuncia que Matías Kulfas presentó al Presidente

·2  min de lectura
Kulfas ingresa a Casa de Gobierno por la explanada de Rivadavia, para entregarle su renuncia al Presidente
Rodrigo Nespolo

“Internismo exasperante”. La carta de renuncia que el exministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas presentó a al presidente Alberto Fernández no solo repasa los hitos de su gestión desde 2019 y los desafíos que enfrentó su cartera frente a la pandemia. También apunta a las fricciones que afrontó con los funcionarios que responden a la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

“Los avances fueron lentos, signados por un internismo exasperante dentro del propio equipo de la Secretaría de Energía, es decir, internismo dentro del internismo” , advierte Kulfas al referirse a las demoras para avanzar con el gasoducto Néstor Kirchner, la obra que marcó su salida del gabinete, luego de un off the record de su cartera que apuntó a un presunto direccionamiento de la licitación motorizada por funcionarios de La Cámpora hacia una subsidiaria de Techint.

Al llegar a ese punto, Kulfas ratificó las afirmaciones que había vertido en una entrevista radial, previa a la difusión del mensaje en off the récord, donde apuntaba a las decisiones de los funcionarios de La Cámpora. Y señaló a Cristina Kirchner, que el viernes le pidió al Presidente públicamente que “use la lapicera” frente a empresas como Techint. “Huelga adicionar la injusta acusación que la Sra. Vicepresidenta le formulara al señalarle que Usted tiene que ‘usar la lapicera’ para forzar un mayor contenido nacional cuando dichas decisiones fueron adoptadas por IEASA [en alusión a Enarsa]”.

Antes de llevar su denuncia, en mano, al presidente Alberto Fernández, el exministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas pasó por el ministerio ubicado en la avenida Presidente Julio A. Roca. Se encontró con un aplauso cerrado y sostenido de los trabajadores de la cartera en el salón auditorio del 9° piso.

Solo en Off: Quejas, gritos y “piñas voladoras” en el despacho de Gustavo Beliz

Luego de ese encuentro, Kulfas llegó a la Casa Rosada minutos antes de las 16, con rostro y andar más que relajado. Se permitió, incluso, tirar un beso simbólico a los periodistas antes de subir las escaleras que lo llevaron al despacho presidencial, en el primer piso de Balcarce 50.

Hasta el mediodía del sábado, Kulfas tenía todo listo para en la noche del domingo hacia Los Angeles para participar de una reunión de ministros de Desarrollo Productivo, hasta que el tuit de la vicepresidenta Cristina Kirchner, en la que sin nombrarlo lo acusaba por versiones sobre favoritismos en la adjudicación de obras para el gasoducto Néstor Kichner, precipitó su salida del cargo.

Su mezcla de bronca y decepción es compartida por varios de los ministros que, durante los dos últimos días, lo llamaron para transmitirle su solidaridad y despedirse. En esa lista hay amigos, como Cecilia Todesca o Santiago Cafiero, con quienes compartió el grupo Callao. Entre los faltantes aparecen ministros cercanos a la vicepresidenta.

Alberto Fernández, atrapado en su peor mejor momento

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.