Massa refuerza promesas de mejorar la seguridad si accede a la Presidencia de Argentina

Buenos Aires, 24 oct (EFE).- El ministro de Economía de Argentina y candidato presidencial oficialista, Sergio Massa, reforzó este martes su promesa de trabajar para que haya una mejor política de seguridad en caso de acceder a la Casa Rosada si vence en la segunda vuelta electoral del próximo 19 de noviembre.

"Quiero que cada argentino sepa que la pelea contra la inseguridad para mi no va a ser un tema más en la agenda como presidente. Lo voy a vivir con un tema personal: es o ellos o nosotros, o los delincuentes en la calle como dueños o los argentinos de bien como dueños", afirmó Massa.

El ministro, que el pasado domingo fue, con un 36,69 % de los sufragios, el candidato presidencial más votado, aseguró que, en caso de convertirse en jefe de Estado, trabajará para que las fuerzas de seguridad "tengan todas las herramientas" y para "controlar" que la Justicia no deje libres a los delincuentes.

"La lucha contra la inseguridad es una responsabilidad indelegable del Estado", afirmó Massa, en un acto para lanzar un programa del Estado nacional por 40.000 millones de pesos (unos 110 millones de dólares) para mejorar la seguridad en 125 ciudades de más de 50.000 habitantes de todo el país.

En alusión al libertario Javier Milei (ultraderecha), su rival en la segunda vuelta de noviembre, Massa aseveró que "los que promueven la libre venta de armas como forma de desentenderse del compromiso en la lucha contra la inseguridad están renunciando a una responsabilidad indelegable y a la Constitución" argentina.

La inseguridad es, junto con la elevada inflación, una de las mayores preocupaciones de la ciudadanía argentina.

Ambos asuntos han sido temas centrales de debate durante la campaña electoral.

Massa, que ha prometido formar un Gobierno de "unidad nacional" si se convierte en presidente y que ha convocado a diversos sectores políticos a apoyarle de cara a la segunda vuelta, dijo en el acto de este martes, con la presencia de alcaldes de diversos partidos, que "la lucha contra la inseguridad no puede tener una bandera política" sino que "tiene que ser una política de Estado y una convicción en la que todos los sectores de la política trabajen juntos" con una "mirada de largo plazo".

(c) Agencia EFE