Massa se reunió con los embajadores del G7 y se perfila una renegociación con el Club de París

·3  min de lectura
Sergio Massa, anoche, junto a los embajadores del G7 en Buenos Aires
Sergio Massa, anoche, junto a los embajadores del G7 en Buenos Aires

En el plano formal, se trató de una “cena de trabajo” entre el ministro de Economía y los embajadores del G7, el grupo de países industrializados que se encuentran entre los más poderosos del mundo. Sergio Massa y los diplomáticos hablaron sobre inversiones, intercambio comercial y el impacto de la guerra en la economía global. Pero también hubo espacio para que el ministro fuerte del Gobierno repasara “detalles del plan” que comenzó a implementar en las últimas semanas, con el objetivo de “estabilizar” la macroeconomía.

El embajador Argüello criticó a Ted Cruz por su carta contra Cristina y descartó una intervención con la Casa Blanca

Según pudo saber este sábado LA NACION de fuentes diplomáticas, en la conversación de tono “cordial” entre Massa y los embajadores -de Estados Unidos, Alemania, Francia, Japón, Italia, el Reino Unido y Canadá- se abordó el próximo viaje del ministro a Washington, donde se reunirá con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI), como paso previo indispensable para visitar luego Europa y emprender la renegociación con el Club de París que quedó trunca desde el portazo del exministro Martín Guzmán.

En el equipo del ministro de Economía hay una “mesa chica” que integran el jefe de asesores Leonardo Madcur, el titular del INDEC Marco Lavagna y el diplomático Gustavo Martínez Pandiani que se encarga de la agenda internacional de Massa, cuyo próximo desafío se corporizará el 6 de septiembre, cuando aterrice en Washington. Mientras tanto, en Buenos Aires, tanteó el terreno con los embajadores del G7 en la sede de la embajada de Alemania, donde el anfitrión fue Ulrich Sante, el mismo que había divulgado en su momento un encuentro de este grupo de embajadores con el expresidente Mauricio Macri.

En la cena de carácter reservado, tal como anticipó este medio, también fueron de la partida los embajadores Marc Stanley (Estados Unidos), Reid Douglas Sirrs (Canadá), Claudia Scherer-Effosse (Francia), Fabricio Lucentini (Italia), Takahiro Nakamae (Japón), Kirsty Hayes (Reino Unido) y Amador Sánchez Rico (Unión Europea). Ante los diplomáticos, Massa desgranó aspectos de su plan de “orden fiscal”, control del gasto público y “alivio fiscal” para tres sectores específicos: la energía, el campo y la economía del conocimiento que, para el ministro, constituyen la “fábrica de hacer dólares” que necesita el país.

Entre los puntos de interés compartidos entre Massa y los embajadores del G7 figuraron, de acuerdo a las fuentes consultadas, la potencialidad del yacimiento de Vaca Muerta; el desarrollo del litio en particular y de la minería en general; y la industria automotriz asentada en la Argentina, que tiene fuerte inversión de los países más industrializados del planeta. “La conversación giró sobre cuestiones de la economía real, más que por asuntos financieros” , dijo uno de los diplomáticos. Sin embargo, no estuvo ausente del temario el próximo viaje a Washington ni el que, antes de fin de año, realizará a Europa para reunirse con el Club de París.

Massa, en la cena con los embajadores del G7 en la sede diplomática de Alemania
Massa, en la cena con los embajadores del G7 en la sede diplomática de Alemania

Massa, que esta semana confirmó a Gabriel Rubinstein como su viceministro y le encomendó que se aboque a la programación económica de 2023, incluido el Presupuesto para el año próximo que deberá presentarse en el Congreso con fecha tope el 15 de septiembre, también destacó el congelamiento de las contrataciones de personal en el sector público” y el “fin de los adelantos del Tesoro” para lo que resta de 2022, entre otras medidas que adoptó. Según el embajador alemán Sante, también fueron abordados “ los desafíos que enfrenta el país para aumentar su integración en la economía global” .