Massa busca el voto empresario con promesas de cargos en un eventual gobierno

En el medio de un contexto macro negativo para el sector industrial, con caída de la producción, cepos a las importaciones y exportaciones, falta de combustible, una inflación imparable y un dólar que no tiene techo, Sergio Massa salió a buscar el voto de los principales hombres de negocios de la Argentina.

El ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria aprovechó un almuerzo organizado por la Unión Industrial Argentina (UIA) para dar señales de que quiere empresarios en su gabinete de ministros si es que gana el balotaje del próximo 19 de noviembre.

Organizado por la entidad industrial que preside Daniel Funes de Rioja, el titular del Palacio de Hacienda hizo pública su propuesta a los industriales de que participen de un gobierno de unidad nacional aportando nombres para ocupar espacios y tomar decisiones.

"Deben ser parte del diseño e implementación de políticas públicas", sostuvo Massa al término del almuerzo de trabajo que mantuvo en la histórica sede de la UIA en el centro porteño.

Como moneda de seducción, el candidato oficialista se mostró preocupado por las medidas que afectan a la industria que, sin embargo, han venido siendo tomadas por el gobierno al cual todavía pertenece. Es decir, el del presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner que le impiden al sector productivo el acceso a divisas; le generan faltantes de insumos y hasta le modifican las reglas de juego.

Más exportaciones y empleo: las promesas de Massa a empresarios

De todos modos, Massa hizo un recuento de la agenda industrial que adoptaría si le gana a Javier Milei y asume en reemplazo de Alberto Fernández desde el 10 de diciembre.

Sergio Massa estuvo acompañado por Ignacio De Mendiguren en la reunión que lideró Daniel Funes de Rioja en la UIA
Sergio Massa estuvo acompañado por Ignacio De Mendiguren en la reunión que lideró Daniel Funes de Rioja en la UIA

Sergio Massa estuvo acompañado por Ignacio De Mendiguren en la reunión que lideró Daniel Funes de Rioja en la UIA.

Según el funcionario, en su carpeta de medidas se encuentran varias que van a permitir garantizar el aumento de las exportaciones y del trabajo, y sobre todo la participación del salario en el mundo de la distribución del ingreso; además de mantener y consolidar el Mercosur y la participación del país en mercados como el sudeste asiático y China.

Todas medidas que diametralmente opuestas al programa del candidato de La Libertad Avanza que también tendrá su chance de dialogar con los hombres de la UIA en los próximos días, aunque su presencia todavía no fue confirmada.

Para Massa la próxima administración debe trabajar con una mirada constructiva y discutiendo propuestas para la industria y desafíos de coyuntura a lo que desde la UIA le respondieron que uno de los temas más urgentes dentro de ese debate es la política fiscal y la presión impositiva sobre el sector formal de la economía.

Reclamos, importaciones y dólar

En el encuentro además de debatió sobre la evolución de la actividad industrial durante este año; el impacto de la coyuntura en los sectores y en las regiones productivas y los integrantes de la UIA le acercaron un documento que contiene las propuestas económicas que deberían tomarse para encarar un verdadero proceso de desarrollo de la Argentina, en especial en el caso del rol de las cadenas de valor industriales.

También se abordaron la actualidad de los sectores y las regiones productivas del país, la evolución de los indicadores de actividad industrial, la proyección de variables para los últimos dos meses del año y el impacto de la coyuntura económica en el sector productivo con el acceso a insumos importados, deuda comercial, implementación del tipo de cambio para exportadores, acuerdo con el FMI como puntos fundamentales.

En este sentido, para Massa fue un triunfo el reconocimiento mutuo del impacto que tiene el sector industrial en la economía del país para poner en valor las oportunidades existentes en materia de energía, minerales, alimentos y servicios basados en el conocimiento, entre otros.

El cepo a las importaciones fue una de las críticas hechas por la UIA al candidato oficialista.
El cepo a las importaciones fue una de las críticas hechas por la UIA al candidato oficialista.

El cepo a las importaciones fue una de las críticas hechas por la UIA al candidato oficialista.

La voz cantante entre los industriales la llevó el propio Funes de Rioja quien le recordó a Massa que el rol de la UIA es el de "proyectar un futuro productivo para la Argentina que se mantenga en el tiempo y que se de con crecimiento por picos".

En tono electoralista, Massa hizo un reconocimiento al "esfuerzo" que la industria viene haciendo en los últimos años en materia de deuda comercial y para evitar el temido desabastecimiento de productos a pesar de las dificultades.

"Me comprometo a evitar el rompimiento de contratos, a trabajar sobre las multas laborales y a construir un nuevo pacto federal que permita simplificar cuestiones tributarias que afectan a la industria", fue una de las frases que dejó Massa durante el almuerzo para luego escuchar las propuestas de los industriales para mejorar la competitividad, la logística, reducir las asimetrías, los incentivos a la inversión y a la formalización laboral, la creación de empleo registrado, la generación de divisas por exportaciones de valor agregado y el desarrollo federal.

Además se llevó cuestionamientos por los temas no resueltos por el Gobierno que afectan la producción industrial como el comercio exterior, el pago de insumos y servicios en moneda extranjera y la deuda comercial que afecta a las empresas argentinas, mostrando sus desencuentros con el Gobierno.

Empresarios de la UIA reclamaron a Massa por la poca efectividad del SIRA

En especial, las trabas a las importaciones a través de las demoras en la entrega de las llamadas SIRAS, en referencia a las autorizaciones para importar por la falta de divisas que sufre la Argentina.

"Tenemos angustias y por eso queremos que el Gobierno comprenda que esas angustias no son por no producir sino por producir. No son por suspender al personal o echarlo. Son por mantenerlo", se quejó Funes de Rioja.

Del encuentro también participaron el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren; el vicepresidente segundo del Banco Central, Lisandro Cleri, y el jefe de asesores del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur.