Masiva protesta contra la injerencia del Gobierno húngaro en la universidad

Agencia EFE
·2  min de lectura

Budapest, 23 oct (EFE).- Unas diez mil personas, según medios locales, participan este viernes en Budapest en una marcha en apoyo de los estudiantes de la Universidad de Teatro y Cine (SZFE), que denuncian que el Gobierno ultranacionalista del país ha acabado con la independencia de la institución y, en general, de la enseñanza superior.

La protesta ha sido convocada por los estudiantes de la SZFE, que desde hace dos meses mantienen bajo bloqueo la sede de la universidad para denunciar que una reciente reforma que pone al centro bajo el control de una fundación dependiente del Gobierno supone una injerencia del Ejecutivo y la pérdida de libertad académica.

"La libertad de todos nosotros. Solidaridad con la SZFE" es el lema de la marcha, que fue convocada coincidiendo con el aniversario de la revolución antisoviética de 1956, fiesta nacional de Hungría.

"Esperamos a todos quienes quieran expresar su preocupación por los valores universales que se han puesto en peligro en nuestra patria. Uno de ellos es la enseñanza superior autónoma", aseguran los organizadores.

Entre los participantes se cuentan los representantes de una decena de universidades, de varias uniones sindicales, así como personajes de la vida artística, social y política del país.

La marcha cruzó desde el distrito de Buda el puente Libertad hacia el centro de la ciudad, en un desfile silencioso con antorchas, hasta el cine Uránia, en la cercanía de la sede principal de la SZFE.

Los estudiantes de la SZFE iniciaron el bloqueo cuando el equipo directivo y numerosos profesores dimitieron tras perder sus competencias en la nueva estructura, cuya dirección, al frente de la que está un ex militar sin experiencia académica, ha sido nombrada por el Ejecutivo sin considerar las propuestas de la institución.

Los estudiantes reiteraron que seguirán con el bloqueo hasta que dimita la dirección, que consideran ilegítima, y hasta que el Gobierno no inicie un verdadero diálogo, mientras que el nuevo responsable de la SZFE ha amenazado con consecuencias laborales para los trabajadores que secunden las protestas.

Centenares de actores, directores y personalidades del teatro y cine, tanto húngaros como internacionales, se han solidarizado con los universitarios, entre ellos actores como Cate Blanchett, Cuba Gooding Jr. y Helen Mirren, o el escritor Salman Rushdie.

Hungría celebra hoy el aniversario del inicio de la revolución antisoviética del 23 de octubre de 1956, que acabó con el Estado comunista, y que el 4 de noviembre fue brutalmente aplastada por el ejército de la Unión Soviética.

La marcha de hoysiguió en parte el itinerario de una protesta estudiantil que precedió al estallido de aquella revuelta.

(c) Agencia EFE