Las mascotas olvidadas por el COVID-19

Sarah Maslin Nir
  • V
    Victor Hugo
    Deprimente la situación de las criaturas que acompañan a los "olvidados" -ancianos, abandonados, solos: por elección o porque así fue-. Si su humano enferma, se ausentará dos o tres semanas. Dado el aislamiento de la persona y/o la indiferencia de los vecinos, el cuadrúpedo quedara solo. Peor aún si el humano fallece. Al menos los estadounidenses tienen sistemas de protección de animales. Nosotros (MEX), no tenemos ésa posibilidad; así que si la humana no vale y no importa, la vida animal menos. Que triste que ni Hidalgo, ni Juárez, ni Madero o Cárdenas declararon en favor de los felinos o caninos o similares (lástima que sean fifis). Gracias por intensificar la depresión (además de la económica).