Las mascotas en Canadá tienen su sitio en las oficinas tras el fin del teletrabajo

En los peores momentos de la pandemia del coronavirus, cuando buena parte del mundo estaba confinada en casa, mucha gente decidió adoptar una mascota ya sea para mitigar la soledad, para poder salir con ella a la calle a pasear o para encontrar una nueva ilusión en un momento tan complicado como fue aquel.

El problema vino con el posterior regreso paulatino a la normalidad. La gente dejó de pasar tanto tiempo en casa, por lo que se volvió más difícil atender a las mascotas y el asunto se complicó aún más con el fin del teletrabajo y la vuelta a las oficinas.

En Canadá, donde 200.000 personas han adoptado un perro o un gato desde el inicio de la pandemia, algunas empresas están permitiendo a sus trabajadores acudir a las oficinas con su mascota y tanto unos como otros están encantados de permanecer unidos también durante la jornada laboral.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.