Mascherano, Coloccini o Escobar: la nueva generación de 'DTs' en el Sudamericano sub-20

Cambiaron los botines por los pizarrones y están a puertas de dirigir por primera vez un Sudamericano sub-20. Con el argentino Javier Mascherano a la cabeza, una nueva generación de entrenadores se estrena en el torneo que arranca el jueves en Colombia.

El ex Barcelona y Liverpool integra el abanico de jóvenes 'DTs' con pasado reciente como jugadores, junto su compatriota Fabricio Coloccini en el banco de Venezuela, el boliviano Pablo Escobar en la selección de su país o el novel Jimmi Bran en Ecuador, la defensora del título, entre otros.

Con 38 años de edad y dos desde su retiro como futbolista, Mascherano es el menor de los diez entrenadores que pelearán hasta el 12 de febrero por el título, una de las cuatro plazas sudamericanas para el Mundial de Indonesia y uno de los tres boletos a los Juegos Panamericanos de Santiago.

Entre sus colegas el promedio de edad es de 44,6 años, el menor de las últimas ediciones (50 en 2019 y 49,5 en 2017).

- Jefe desde el banco -

Retirado en Estudiantes de La Plata en 2020, Mascherano ingresó un año después a hacer parte de un proyecto ambicioso que deposita su confianza en exjugadores para dirigir todas las categorías de la Albiceleste.

En diciembre, Lionel Scaloni se convirtió en el segundo entrenador más joven en ganar un Mundial (44 años), cuando llevó a Lionel Messi y compañía a levantar el título en Catar.

Los legendarios Walter Samuel, Roberto Ayala y Pablo Aimar acompañaron a Scaloni como asistentes en la tarea de devolverle la máxima gloria a Argentina después de 36 años. Bajo esa misma ideología "el payasito" Aimar dirige la sub-17 y Mascherano la sub-20.

La idea es "alienar a todas las selecciones juveniles dentro de una metodología, (...) bajo un mismo modelo de juego" que siempre esté "consensuado con los entrenadores de cada categoría", sostuvo Mascherano al canal de Youtube la Federación Argentina de Fútbol en 2022.

En Colombia, el "jefecito" tendrá además la tarea de dar forma a los futuros reemplazos en la selección de mayores de Messi o Ángel Di María, de quienes sirvió como escudero en el medio del campo antes de colgar los botines.

La idea es "ir preparando a estos chicos para que un día tengan la chance de jugar en la selección mayor", se convenció en entrevista con Canal 9.

- Maestro y discípulo -

El modelo del éxito argentino tiene una franquicia en Venezuela.

A finales de 2021 José Néstor Pekerman asumió la dirección de la Vinotinto con un objetivo entre ceja y ceja: clasificarla por primera vez a una Copa del Mundo.

Con miras a lograr ese propósito, Pekerman designó en la selección sub-20 el exdefensor Fabricio Coloccini, uno de sus discípulos cuando quedó campeón del Mundial de la categoría en 2001.

Reconocido por su paso por el Newcastle inglés, "el león de la metro", de 40 años, tendrá su primera experiencia al frente de un equipo.

Coloccini "va a ser importante para el proceso de Pekerman" formando jugadores que puedan integrar la selección mayor en "uno, dos o tres años", dijo a la AFP Hovannes Marsuian, analista del portal especializado en fútbol juvenil La Pizarra del DT.

- Cambio de modelo -

La nueva ola de entrenadores jóvenes en las selecciones sub-20 le da vuelta al modelo tradicional en Sudamérica, donde "normalmente siempre se intenta agarrar entrenadores con experiencia porque el trato hacia la juventud siempre (se pensaba) como ese rol de persona mayor que tiene autoridad", analiza Marsuain.

La competición que busca a las próximas estrellas del continente también verá al boliviano Pablo Escobar entrenando a su selección tras el retiro en 2018 y breves pasos por The Strongest y Sol de América de Paraguay.

También a Jimmi Bran buscar el bicampeonato con Ecuador en su primera experiencia como DT o el debut internacional de Marcelo Broli y Patricio Ormazabal, de efímeros pasos por equipos modestos de Uruguay y Chile, respectivamente.

"Son entrenadores que quizá no tienen una trayectoria gigante (...) pero son personas sumamente experimentadas en la comunicación" con jugadores jóvenes, remarca Marsuain.

das/gfe