Las mascarillas que detectan virus y te envían el diagnóstico a tu móvil

·3  min de lectura

Hace años, mucho antes de la pandemia, cuando veíamos a alguien usar mascarilla en lugares públicos nos sorprendíamos, y mirábamos al susodicho durante unos segundos con extrañeza. No entendíamos nada y ellos ya lo entendían todo. Y es que, por diversos motivos, el uso preventivo de las mascarillas estaba realmente extendido en algunas partes del mundo, sobre todo en los países asiáticos. Al final, el tiempo dio la razón a aquellos que antaño parecían exagerados.

En medio de todo esto, la mascarilla continúa su progresiva desaparición. Tan solo se mantiene en lugares muy específicos, como hospitales y farmacias, y la última noticia es que ahora también se estudia eliminar su obligatoriedad del transporte público. ¿Nos estamos precipitando? Por aquí ya se empiezan a respirar vientos de otoño, y el cambio de estación suele venir acompañado de los primeros virus respiratorios de la temporada.

También de interés:

· Cambio de tendencia en la búsqueda de vivienda tras el éxodo urbano por la pandemia

· Apple nos engaña, por qué el iPhone 13 y 14 son prácticamente clones

Las mascarillas que sirven como test rápidos para diagnosticar virus. Foto: Getty Creative
Las mascarillas que sirven como test rápidos para diagnosticar virus. Foto: Getty Creative

Aunque ahora mismo la situación epidemiológica está controlada y exista un tratamiento para el virus que más nos ha preocupado durante los últimos años, las diferentes variantes y cepas virales obligan a seguir prestando mucha atención a su expansión. Además, no todo es COVID, ya que en esta época del año también abundan gripes y otros virus que provocan catarros. Para que la situación no se vuelva a descontrolar, es interesante prestar atención a algunos inventos, como la mascarilla que acaba de presentar un equipo de científicos de Universidad Tongji de Shanghai.

Cómo funciona

Se trata de una mascarilla facial, como a las que estamos acostumbrados, solo que usa una tecnología capaz de detectar partículas virales a partir de una conversación de 10 minutos. Una vez que las detecta, avisa al usuario a través de su teléfono móvil, para que sea consciente de la situación. El objetivo, tal y como está diseñado, sería que el usuario lleve la mascarilla en sitios cerrados y esta le avise de la cercanía de personas infectadas, ya sea con el virus de la gripe o el que causa la COVID-19.

Ahora mismo en España y otros países de Europa, la principal limitación que encuentra este invento es el declive en general de este accesorio que tanto tiempo nos ha acompañado. Aunque, en realidad, el sensor no tiene que estar necesariamente unido a una mascarilla, así que se podrían detectar los virus de otra forma.

La clave de la mascarilla es su labor preventiva, quien la usa minimiza el riesgo de contagiar y de contagiarse. Además, hay virus más allá de la COVID-19, que proliferan más durante esta época del año. De momento, esta no pueda estar a nuestro alcance, pero la pandemia debería servir para que interiorizáramos algunas lecciones, que demasiado pronto se nos están olvidando.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

También te puede interesar...

VIDEO: ¿Cómo sabemos si la pandemia de Covid-19 ha terminado o no?