¿Qué mascarillas pueden proteger contra la variante ómicron? Esto es lo que dicen los expertos

·5  min de lectura
Kin Cheung/AP

La nueva variante ómicron del coronavirus parece estar propagándose con más facilidad que otras variantes anteriores, y algunos expertos han dicho que ya es hora que la población comience a usar una mascarilla de mejor calidad, si es que no lo ha hecho ya, para protegerse mejor.

De acuerdo con las guías de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que se actualizaron el lunes 20 de diciembre, las mascarillas ofrecen protección contra todas las variantes del coronavirus. La agencia recomienda que, todo el mundo, independientemente de cuál es sea estatus de vacunación contra el COVID-19, debe usar una mascarilla cuando está en un lugar público bajo techo, o en áreas con altas o notables tasas de transmisión.

Hasta el 20 de diciembre, la información de los CDC indica que la gran mayoría de los condados en Estados Unidos están experimentando una tasa alta o notable de transmisión del COVID-19. Se considera una tasa de transmisión alta cuando se han reportado 100 o más casos de COVID-19 por cada 100,000 personas en los últimos siete días. Por otra parte, una tasa de transmisión notable significa entre 50 y 99 casos por cada 100,000 personas reportados en el mismo período de tiempo.

En general, los CDC recomiendan usar una mascarilla que tenga dos o más capas de tejido respirable, que cubra completamente la nariz y la boca, resulte cómoda, y tenga un cable para acomodar la nariz. La agencia aconseja no usar mascarillas hechas de un tipo de tela que dificulte respirar, así como tampoco mascarillas con válvulas de exhalación y “mascarillas quirúrgicas N95”, que deberían reservarse para los trabajadores de la salud.

Sin embargo, los expertos han declarado que algunos tipos de mascarillas son mejores que otros en momentos en que la variante ómicron se está propagando. A continuación, algunas cosas que tiene que saber.

¿QUE MASCARILLAS SON MEJORES CONTRA LA VARIANTE OMICRON?

Cualquier mascarilla es mejor que ninguna mascarilla, aunque los expertos dicen que ya es hora de dejar las mascarillas de tela, y buscar una de mayor calidad que brinde una mejor protección contra la variante ómicron.

La Dra. Leana Wen, profesora de Salud Pública del Instituto de Salud Pública Milken de la Universidad George Washington, dijo en CNN que “las mascarillas de tela no son más que decoraciones faciales”.

“No hay lugar para estas mascarillas ante la variante ómicron”, dijo Wen en CNN. “De modo que debe usarse una mascarilla de mayor calidad, por lo menos una de tres capas”.

El Dr. Mandy Cohen, secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte, también le pidó a la población que use mascarillas de calidad ante el avance de la variante omicron.

“Todavía todos tenemos que usar mascarillas”, dijo Cohen durante una rueda de prensa que tuvo lugar el 20 de diciembre. “Aunque la persona esté vacunada, debe usar una mascarilla en público, en espacios bajo techo y, de ser posible, usar una mascarilla de nivel médico para tener más protección. Entre este tipo de mascarillas, se encuentran las mascarillas quirúrgicas, las de procedimientos, y las mascarillas KN95 y N95”.

En su gran mayoría, los expertos parecen coincidir en que usar una mascarilla N95 o KN95 es la mejor opción, sobre todo si la persona está en una multitud. Las mascarillas quirúrgicas podrían ser la mejor opción, reportó el portal Public Health Inside, seguidas por las mascarillas de tela.

Usar una mascarilla doble también puede aumentar la protección si la persona no tiene acceso a una mascarilla KN95 o N95, le dijo a KGTV, el Dr. Christian Ramers, especialista en enfermedades infecciosas de los Centros de Salud Familiar de San Diego.

Cuando la variante delta comenzó a convertirse en la variante dominante en EEUU, algunos expertos sugirieron usar una mascarilla de tela encima de una mascarilla quirúrgica, reportó con anterioridad McClatchy News.

SOBRE LA VARIANTE OMICRON

Hasta el lunes, 20 de diciembre, la variante ómicron se había detectado en la mayoría de los estados y territorios del país, y está “rápidamente aumentando la proporción de casos de COVID-19 que está provocando”, dijo el CDC. Hasta el miércoles, 22 de diciembre, la información indicaba que la variante ómicron comprende el 73 por ciento de las nuevas infecciones.

Si bien, todavía falta mucho por aprender sobre la variante ómicron, los primeros datos indican que puede transmitir y evadir las vacunas con más facilidad. Aún se desconoce si esta variante provoca síntomas menos severos.

Stéphane Bancel, presidenta de Moderna dijo que existe la posibilidad de que la vacuna contra el COVID-19 de la compañía pueda perder algo de su efectividad contra la variante ómicron. Sin embargo, el 20 de diciembre, la compañía dijo que una dosis de su vacuna de refuerzo aumenta los niveles de anticuerpos contra la variante ómicron.

De manera similar, la información sugiere que las personas que se han inmunizado con dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech han tenido una reducción en los niveles de anticuerpos contra la variante ómicron, pero que la vacuna de refuerzo podría proteger contra la variante.

Las autoridades de salud le han pedido al público que se inmunice con la vacuna de refuerzo cuando sean elegibles. Las personas mayores de 16 años podrían vacunarse con la de refuerzo por lo menos al cabo de seis meses de haberse inmunizado con las dos dosis de la vacuna Pfizer o Moderna, o dos meses tras haber recibido la única dosis de la vacuna Johnson & Johnson, según los CDC.

Traducción de Jorge Posada

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.