Mascarell: "Nos reducimos un 30 por ciento el salario; hay que arrimar el hombro"

Agencia EFE

Madrid, 27 mar (EFE).- Omar Mascarell (Santa Cruz de Tenerife, 27 años) es el capitán del Schalke 04. Ha liderado un movimiento solidario en la Bundesliga. La plantilla, a petición suya, se ha rebajado el salario un 30 por ciento en plena emergencia sanitaria. Mientras, se recupera en casa, en Tenerife de su lesión de aductores. "Hay que arrimar el hombro", en un club donde Mascarell se siente cómodo, unido a los aficionados, que confiesa, siguen teniendo a Raúl González Blanco como el gran héroe de Gelsenkirchen.

Pregunta: ¿Cómo lleva la cuarentena?

Respuesta: Estoy bien, llevando esta situación lo mejor posible y la verdad que con la familia es un poco más llevadero.

P: ¿Está haciendo ejercicios para recuperarse de la lesión que arrastra en el aductor?

R: Sí, estoy haciendo ejercicios y con el físio. Ahora con el parón no tengo tanto estrés de volver, hay un poco más de tiempo, un poco más de margen. Estoy llevándolo bien, cada día mejorando y con muy buenas sensaciones. Espero volver al 100% sobre principios o mitad de mayo.

P: El Schalke es un equipo cercano en España desde que jugó Raúl González Blanco y que ha tenido buenos jugadore en la última década: Neuer, Rakitic, Howedes, Draxler, Farfán ... ¿Qué legado dejó Raúl?

R: Increíble. Raúl el tiempo que estuvo la gente le quiere muchísimo y vas al estadio y todavía ves fotos de él por todos lados, ves camisetas suyas… es una pasada cómo le quieren y cómo hablan de él como persona y como futbolista. Es todo lo que un futbolista desea.

P: Estos días hay que poner en valor su figura dentro de la Bundesliga ya que esta situación que vivimos con la pandemia del coronavirus está afectando a la industria del deporte. Usted ejerció de portavoz para que los futbolistas se redujeran el salario un 30%, ¿Cómo quedó esa negociación?

R: Todo comenzó porque tanto yo como los otros capitanes sabíamos que el club estaba pasando por una mala situación, no solo por el coronavirus si no antes de eso. Además con esto la situación es un poco crítica para el club y nos pusimos en contacto todos los capitanes y decidimos que había que ayudar al club y poner nuestro granito de arena. Ellos lo merecen, es nuestro club y somos como una familia. En los momentos malos es cuando hay que arrimar el hombro y salir adelante.

Quedó en una reducción del 30% y estamos contentos con la decisión final. Todos los jugadores dieron el sí y el club lo ha agradecido muchísimo.

P: ¿Hay alguna directriz común para todos los clubes de la Bundesliga o cada uno lo gestiona a su manera?

R: Más o menos suele ser una reducción del 20 o el 30% en los salarios, pero sí que es verdad que en la Bundesliga no ha sido el Schalke 04 solo en el que ha salido de los jugadores rebajarse el salario. Están el Borussia Mönchengladbach, el Bayern de Múnich, el Borussia Dortmund creo que también…

P: La Bundesliga está muy bien organizada y siempre que hay un conflicto, como las protestas contra el presidente del Hoffenheim, parece que estáis a la vanguardia en la defensa de asuntos sociales...

R: Totalmente. Voy a hacer cuatro años ya en Alemania y eso lo he notado. Cuando estás compitiendo la rivalidad existe, pero después la Bundesliga es como si fuera un grupo, una familia. Por mucha rivalidad que haya, un club siempre sale a defender a otro para dejar a la Bundesliga a un buen rival. Es increíble en cuanto a organización y respeto. Estoy supercontento, muy feliz en la Bundesliga y con su forma de trabajo, que es como hay que hacer las cosas para que salgan bien.

P: Al Schalke le llaman ‘los mineros’ con una clase social media, trabajadora… imagino que saber quiénes son tus aficionados y los problemas económicos que atraviesan también es importante para los jugadores.¿Lo tenéis claro en el vestuario?.

R: Totalmente, cuando llegas al club lo primero que hacen es contarte la historia del club y de la gente que lo rodea. Sabes que es un club con mucha histórica, pero humilde. Con el paso de los años se ha hecho muy grande, pero es un club de gente trabajadora y por eso mismo tenemos que hacer el esfuerzo ahora. Al final somos gente privilegiada que tenemos un trabajo en el que ganamos mucho dinero y afrontar esta situación ahora no nos cuesta tanto como a otras personas. Todo lo que sea ayudarlas a seguir con su trabajo y manteniendo a sus familias hay que hacerlo al 100%.

P: El estadio se llena cada fin de semana y el club está en el ‘top 15’ de Europa, que tiene mucho mérito por cómo están distribuidos los ingresos en Europa. El club crece de forma permanente. Usted llegó del Eintracht de Fráncfort, pero jugó en el Real Madrid. Debutó en el primer equipo con José Mourinho. ¿Ese dato, en su ficha técnica, es importante en el club?.

R: Es verdad que ayuda. Al final cuando en tu ficha técnica tienes que has salido del Madrid… estamos hablando del club más grande del mundo. Cuando llegas a un club y saben que has pertenecido al Real Madrid ayuda, y en el Schalke todavía más por la figura de Raúl, que es una leyenda ahí. A mí eso me ayudó muchísimo desde el principio y la gente todavía me sigue preguntando. Raúl siempre tendrá las puertas abiertas en el Schalke y ojalá algún día pueda volver a trabajar con nosotros.

Luis Villarejo

(c) Agencia EFE