Masacre de Uvalde: despiden al jefe de policía a cargo en el tiroteo que mató 19 niños

·2  min de lectura
© Jordan Vonderhaar, Getty Images via AFP

La Junta Escolar de Uvalde resolvió destituir al líder uniformado del distrito educativo, Pedro Arredondo, por su endeble respuesta cuando se ocasionó el incidente. Criticado por padres y miembros de la comunidad, en junio había sido dado de baja y este miércoles se definió su salida del cargo.

Este miércoles 24 de agosto, quedó resuelta la destitución de Pedro ‘Pete’ Arredondo como jefe de la Policía del distrito educativo de Uvalde. Por unanimidad, la Junta Escolar consensuó el despido de quien estuvo a cargo y no accionó correctamente el día de la balacera en la escuela que dejó un saldo de 19 niños y dos maestras muertas.

Arredondo está en el centro de la escena, acusado por haber demorado más de una hora en movilizar a la policía para hacerle frente al perpetrador de 18 años, que finalmente fue abatido.

El ahora ex jefe de policía no estuvo presente en la reunión, la cual catalogó como un “linchamiento público ilegal e inconstitucional”, según comentó su abogado en un documento.

Si bien Arredondo fue dado de baja en su puesto el 22 de junio pasado, nunca había renunciado al cargo y mantenía el título. Sin embargo, luego de ser blanco de muchas críticas por parte de los padres y de otros miembros de la comunidad educativa por su tardía respuesta ante el tiroteo, fue desplazado.

La sesión donde se concretó la salida duró una hora y media y contó con la palabra de alumnos y padres, quienes no escondieron su disgusto. “Si los niños hubiesen sido sus hijos, ya habrían rodado cabezas”, acusó uno de los adultos a los integrantes de la Junta Escolar.

Esta suspensión del jefe policial sucede el día posterior de que el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, dijera ante un comité del Senado texano que Arredondo tomó “decisiones terribles” y el operativo fue “un fracaso absoluto”.

McCraw detalló que había la cantidad de policías necesarios para responder al tiroteo solamente tres minutos después de que Salvador Ramos -el autor de la masacre- ingresara a la escuela. No obstante, los armados aguardaron 77 minutos en un pasillo, tiempo en el que el atacante generó una matanza.

El Gobierno estadounidense está averiguando porqué la respuesta de la policía fue así y por qué los agentes demoraron tanto tiempo en enfrentar a Ramos. En una entrevista con el diario Texas Tribune, Arredondo alegó no saber que era él el encargado y supuso que otra unidad había asumido la responsabilidad.

Se aguarda que, cuando se profundice la investigación, haya más detalles respecto a la comunicación que hubo entre los cuerpos policiales en el tiroteo de Uvalde, el segundo más grave en un centro escolar en la última década en Estados Unidos.

EFE y AFP