Masacre de Texas. Habló la madre de Salvador Ramos, el tirador: “No era un monstruo”

·2  min de lectura
Salvador Ramos intercambió sus últimos mensajes, previo al tiroteo en Texas que resultó en la muerte de 21 personas, con una usuaria de Instagram
Salvador Ramos intercambió sus últimos mensajes, previo al tiroteo en Texas que resultó en la muerte de 21 personas, con una usuaria de Instagram

TEXAS.– La madre del joven de 18 años acusado de matar a 21 personas en una escuela primaria de Uvalde, Texas, dijo que su hijo “no era un monstruo”, pero que podía “ser agresivo”, al tiempo que lamentó el asesinato de 19 “pobres niños”.

”A veces tuve una sensación de incomodidad, como de ‘¿qué estás haciendo?’”, dijo Adriana Reyes en una entrevista con el corresponsal nacional jefe de ABC News, Matt Gutman. “Podía ser agresivo... si realmente se enojaba”.

El hijo de Reyes, Salvador Ramos, compró dos rifles de asalto este mes, poco después de cumplir 18 años, y los usó para llevar a cabo el segundo tiroteo escolar más mortífero en la historia de los Estados Unidos, todo en un lapso de ocho días, dijeron las autoridades.

Murieron 21 personas, incluidos 19 niños de tercer y cuarto grado, en el ataque, precisaron los funcionarios. Las otras dos víctimas eran profesores. La abuela de Ramos, que la policía dice que fue la primera víctima del pistolero acusado, está hospitalizada en condiciones estables.

”Todos tenemos rabia, es posible que algunas personas la tengan más que otras”, agregó la madre del adolescente.

Salvador Ramos, el atacante de la escuela de Uvalde en Texas
GETTY Images


Salvador Ramos, el atacante de la escuela de Uvalde en Texas (GETTY Images/)

Reyes expresó su dolor por los niños que fueron asesinados y los padres que los perdieron varias veces durante la entrevista, pero aseguró que no sabía que su hijo había estado comprando las armas. ”Esos niños... no tengo palabras”, dijo Reyes llorando. “No sé qué decir de esos pobres niños”.

Algunos compañeros de clase dijeron a ABC News que Ramos era conocido por luchar y amenazar a sus compañeros de estudios. Aseguraron además que exhibió un comportamiento cada vez más perturbador en los últimos dos años, amenazando al menos a un compañero de clase y acechando a otros, y que afirmó haberse provocado cicatrices en el rostro.

Ramos está acusado de disparar a su abuela en su casa de Uvalde antes de conducir el automóvil de sus abuelos a la Escuela Primaria Robb y abrir fuego.

Durante el asedio, que concluyó cuando un equipo de la Patrulla Fronteriza irrumpió en el lugar y mató a tiros a Ramos, las personas que presenciaban la escena rogaban a la policía que entrara a la escuela.

”Cualquiera que le dispare a su abuela en la cara tiene que tener maldad en el corazón”, dijo el miércoles el gobernador de Texas. Greg Abbott, dijo durante una conferencia de prensa.

Agencia ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.