Marx Arriaga conservará ilustraciones de protesta contra la SEP

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 2 (EL UNIVERSAL).- Marx Arriaga, titular de la Dirección General de Materiales Educativos de la SEP, aplaudió los imágenes que diferentes usuarios produjeron como resultado de la Anticonvocatoria, luego de que se hiciera pública la "Convocatoria a creadores visuales para el diseño de los libros de texto gratuito de educación primaria", para el ciclo escolar 2021-2022, en la que se establecía que a cambio sólo se recibiría un reconocimiento por generar "acompañamiento gráfico" de los contenidos.

"A los ilustradores del país, un aplauso. Las imágenes que he visto en redes sociales sobre la anticonvocatoria en esta semana son geniales. Algunas duelen porque llevan esa intención, pero todas son geniales, las conservaré con mucho gusto y cariño para mostrarlas a mis estudiantes para referir el momento histórico que vivimos y referir su dominio artístico. Ojalá que tanta destreza pudiera acompañar a los libros de texto", dijo Arriaga.

El funcionario hizo su declaración durante el Cierre de las capacitaciones de evaluadores para el rediseño de los Libros de Texto Gratuito (LTG) e insistió que el trabajo de los ilustradores no se puede remunerar debido al periodo electoral.

"No podemos remunerar su trabajo por la coyuntura electoral que vivimos, pero en unos días, no meses, no años; observarán los mecanismos que hemos estado diseñando, buscando la manera de concretar un mecanismo de apoyo, profesionalización para que docentes, cronistas, ilustradores, bibliotecarios, normalistas, investigadores, puedan tener un justo pago para sus esfuerzos y continúe su profesionalización".

Arriaga acusa que se "sataniza" el proyecto

Enfatizó que con la falta de pago a ilustradores "no se precarizó algo", pues desde los años 80 hasta la fecha, "desde que la SEP asumió el diseño de los contenidos y su edición, no encuentro algún registro en archivo en donde la Dirección General de Materiales Educativos comprara alguna ilustración de mano directa de algún ilustrador, todo se realizó por medio de agencia intermediarias. Si entienden ese escenario, hoy se abre la posibilidad de que el libro de texto sea un espacio real donde puedan participar".

Arriaga también dijo que la convocatoria fue retomada por medios de comunicación e "intelectuales orgánicos" con odio.

"En lugar de unirse a algo así, de participar en las convocatorias, deciden desde sus mullidos sillones de escritorio, satanizar, estigmatizar el trabajo que se está realizando, porque no tiene un presupuesto millonario, porque se desarrolló en pocos días, porque se hizo con manos y cerebros mexicanos, porque se encargó a sujetos que no forman parte de las élites intelectuales del centro del país", indicó.

Ayer jueves, a través de una carta dirigida a la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez; a la subsecretaría de Educación Básica, Martha Velda Hernández Moreno; y Arriaga, creadores gráficos solicitaron un diálogo público entre todos los actores involucrados en el tema de los libros de texto gratuito para reflexionar sobre la forma en que las partes pueden aportar a la conformación de un proyecto de elaboración de los materiales educativos del país.

Al respecto, Arriga comentó: "Claro que estamos dispuestos al diálogo, sin miedo a que algunas de las frases se descontextualice y se satanice al interlocutor".