Marvel se está pegando un tiro en el pie sin que nos demos cuenta

·5  min de lectura

Es innegable que Marvel ha construido una de las franquicias más longevas y exitosas de toda la historia del cine. Si mis cálculos no me fallan, este universo de superhéroes de Disney cuenta ahora mismo con el increíble número de 28 películas y seis series originales en Disney+, pudiendo contabilizar también otras producciones para televisión como Agentes de SHIELD o la series desarrolladas para Netflix, como Daredevil, Jessica Jones, The Defenders, Luke Cage, Iron Fist y The Punisher (que incorporarán a Disney+ el 29 de junio).

Aunque la cifra más sorprendente no es la cantidad producciones, sino los 26.142 millones de dólares que lleva obtenidos en taquilla y el no parar de éxitos que sigue acumulando sin inmutarse. Pero nada en este mundo es infalible, y la última película, Doctor Strange en el multiverso de la locura, deja entrever que el estudio, sin que nos estemos dando cuenta, está tomando un camino que a largo plazo puede salirle muy caro.

Benedict Cumberbatch como el Doctor Strange en su última aventura marvelita (Foto: Marvel Studios 2022. All Rights Reserved)
Benedict Cumberbatch como el Doctor Strange en su última aventura marvelita (Foto: Marvel Studios 2022. All Rights Reserved)

Al hablar de una saga tan longeva a la que muchos estamos enganchados de sus inicios, no tenemos problema en seguir viendo con ansia sus producciones, enlazar tramas entre su infinito número de personajes o desatar la expectación con múltiples teorías de cara a próximas películas. Marvel lo sabe y por eso lleva años introduciendo más y más superhéroes a sus películas, llevando las historias a conceptos más complejos de aventuras espaciales y multiversos, mientras alarga entramados entre sus múltiples estrenos. Pero por mucho que nos encante este enfoque, como bien dejan ver los éxitos masivos de películas como Vengadores: Endgame o Spider-Man: No Way Home, esto empieza a convertirse en un problema.

Por ejemplo, la secuela de Doctor Strange funciona como secuela del primer título de 2016, como continuación de las tramas de la serie Bruja Escarlata y Visión, de muchos acontecimientos previos sucedidos en películas como la última aventura de Spider-Man e incluso tiene referencias a la ficción animada What If?. Es decir, que si un espectador ajeno al Universo Marvel quiere acercarse al cine a descubrir esta película debería ver mínimo estos cuatro títulos. Pero no sería suficiente, porque si quisiera ver Bruja Escarlata y Visión antes debería de haber visto Vengadores: Infinity War y Vengadores: Endgame para comprender las tramas del personaje de Wanda, películas que a su vez son la puesta en común de todas las historias de las numerosas cintas en solitario de personajes como Iron Man, Capitán América, Black Panther, Guardianes de la Galaxia, Ant-Man o Thor.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Básicamente, para entender Doctor Strange en el multiverso de la locura habría que verse casi las más de 30 producciones que componen el Universo Marvel, una tarea que requiere cientos de horas y que hace a los nuevos estrenos de la saga prácticamente inaccesibles para nuevos espectadores. Por ahora no es problema porque, como digo, los espectadores potenciales de la franquicia seguimos al día todas las aventuras marvelitas deseando más aventuras, crossovers y profundidad, pero cuando la saga necesite incorporar a nuevas generaciones de espectadores va tener un serio problema para poder hacer accesible este entramado infinito. Y no solo eso, porque ante la expansión del Universo Marvel hacia las series de Disney+ se añaden horas y horas de contenido que empiezan a ser inasumibles incluso para los que llevamos años en la saga.

Ya no es tener que ver una película de dos horas, sino producciones de hasta 8 capítulos de 50 minutos de duración que se estrenan con un ritmo imparable. En poco más de un año hemos visto Bruja Escarlata y Visión, Falcon y el Soldado de Invierno, Loki, What If?, Ojo de Halcón y Caballero Luna, y prácticamente todas tienen tramas esenciales para las próximas películas de Marvel. En mi caso, salvo alguna serie que seguí con mucha devoción como la de Wanda y Visión, estoy totalmente desenganchado de la ficción televisiva de Marvel por no tener tiempo suficiente para el no parar de contenidos que semana tras semana llegan al streaming. Son personajes e historias que no me interesan de la misma forma que lo haría un Iron Man o Capitán América, y sobre los que prefiero priorizar otros contenidos que sé que voy a disfrutar más. Y estoy seguro de que no soy el único que está en un dilema similar.

Además, al contrario que lo que pasaba con la anterior fase de Marvel, donde las películas estaban enfocadas a desembocar a ese gran clímax final que fue Vengadores: Endgame, en esta nueva, marcada por este debut de la series, siento que todo se limita a una continua presentación de personajes y crossovers que no conduce a ningún sitio concreto. Solo a seguir expandiendo la franquicia con más y más superhéroes. Y siento que esta saturación del espectador e imposibilidad de seguir la franquicia al 100% podría ocurrir más pronto que tarde.

No obstante, hablamos de Marvel, que, exceptuando algún traspiés durante la pandemia con cintas como Viuda Negra, sigue sin tener ningún fracaso estrepitoso. Y si hasta ahora han sabido llegar a este punto amasando cada vez más millones en taquilla, no tendrán problema en salir de esta hondonada en el futuro. Mi intuición me hace pensar que, si ven que su estrategia actual puede fallar, optarán por un reinicio de su universo al estilo del que planean Warner y DC con The Flash, lo que mantendría a los espectadores potenciales actuales y haría a la saga accesible a todos aquellos que quieran sumarse. Y es que nadie gana a Marvel en ser la reina del cine de blockbusters actual.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.