Martin Lee anticipa el fin del Hong Kong que él conoce

ZEN SOO
El llamado "padre de la democracia hongkonesa", Martin Lee, dice en entrevista con la AP, viernes 19 de junio de 2020, que Beijing trata de imponer su control sobre el territorio semiautónomo, pero que la protesta violenta no es la forma de combatirlo. (AP Foto/Vincent Yu)

HONG KONG (AP) — El hombre apodado “padre de la democracia” de Hong Kong dijo el viernes que Beijing trata de imponer su control sobre la ciudad semiautónoma mediante una inminente ley de seguridad nacional, pero que la protesta violenta no es la manera de oponerse.

“Evidentemente esto es un pretexto para que Beijing trate de imponer el control total sobre Hong Kong, como dijeron que lo harían hace seis años”, dijo el activista y exlegislador Martin Lee en entrevista con Associated Press.

La ley de seguridad nacional, que Beijing sancionaría durante el fin de semana, apunta a reprimir la actividad secesionista, subversiva y terrorista, así como la injerencia extranjera, que según China alimentaron los meses de protestas contra el gobierno en Hong Kong. El gobierno central aprobaría la ley, pasando por encima de la legislatura del territorio.

“El fin del Hong Kong que conocemos, la ciudad internacional, el puerto libre y todas nuestras libertades protegidas por nuestro tribunal independiente, todo esto bien podría desaparecer”, dijo Lee.

Expresó la esperanza de que Beijing cumpla su promesa de respetar el marco llamado “un país, dos sistemas”, en el cual “el pueblo hongkonés gobierna Hong Kong con un alto grado de autonomía”.

Lee exhortó a los hongkoneses a protestar pacíficamente contra la ley de seguridad nacional. Las protestas del año pasado fueron las más violentas desde la entrega de la antigua colonia británica a la soberanía china en 1997.

“Espero que no haya violencia en estas manifestaciones públicas porque no se puede ganar. Una vez que se recurre a las armas, ¿cómo se puede derrotar a los policías de Hong Kong, tan bien armados?”, se preguntó.

Lee, de 82 años, fue arrestado por primera vez en abril junto con otros 14 activistas. Se les acusó de organizar y participar en varias protestas del año pasado.

“Es persecución selectiva” sobre la base de acusaciones con motivación política, dijo. “Pero si quieren acusar a 15 de nosotros por esta serie de manifestaciones, que así sea”.

Dijo que cuentan con una defensa fuerte y confían en quedar absueltos.