Marta Luisa de Noruega renegaba de su sueldo como 'royal', renunció y ahora le va mejor

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
LONDON, ENGLAND - MAY 17:  Princess Martha Louise takes part in a parade in Southwark Park as she celebrates Norway National Day on May 17, 2013 in London, England.  (Photo by Mark Cuthbert/UK Press via Getty Images)
Marta Luisa de Noruega ya no es Alteza Real pero sus financias se han disparado (Photo by Mark Cuthbert/UK Press via Getty Images)

En los cuentos de hadas las princesas siempre terminan con final feliz y esto es lo que le ha ocurrido a Marta Luisa de Noruega, ¡pero al renunciar a su título!

Marta Luisa es la hija mayor de los reyes Sonia y Harald y, aunque como miembro de la monarquía recibía una asignación vitalicia, ha decidido renunciar a ella hace pocos meses porque le parecía una cantidad insuficiente para vivir.

En una entrevista, Marta Luisa se sinceraba haciendo público su sueldo que calificaba de “ridículo”, en sus propias palabras: “Me sentía en una encrucijada porque obtenía 16.000€ al año (allí, 160.000 coronas).”

Y proseguía contando que su encrucijada personal era: “Pero no puedo vivir de eso. ¿Entonces tengo que casarme con un hombre rico y seguir obteniéndolo del Estado, o tengo que decir que no al dinero que obtengo del Estado para salir y ganar mi propio dinero?".

Pues la princesa eligió la segunda opción y, lejos de casarse por intereses económicos, renunció al tratamiento de Alteza Real que poseía desde su nacimiento. Demostrando ser una mujer valiente y emprendedora, optó por ganarse la vida con sus propios negocios, ¡y le ha ido genial

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Despojándose de los privilegios de ser ‘royal’, Marta Luisa empezó a emprender y ahora ‘Lecturas’ recoge que ha obtenido 71.000€ el primer año y 430.000€ este, multiplicándose así sus ganancias y amplios beneficios.

Por si esto fuera poco, también sus propiedades inmobiliarias han subido de valor y ahora se estima que alcanzan una jugosa cifra que supera el 1.600.000 de euros. Entre propiedades y negocios, la exprincesa supera con creces sus 16.000 euros anuales que cobraba del Estado anteriormente además de haberse ahorrado una boda con un hombre rico carente de amor y por mero interés tras el fallecimiento de su primer marido en la Navidad de 2019.

Ahora Marta Luisa vive alejada de la vida de palacio y se ha comprado una villa de lujo en Los Ángeles junto a su novio, el chamán Durek Verret con el que mantiene una relación que ha sido criticada en ocasiones y que, debido al Covid, han tenido que vivir a distancia.

Él ya vive en Los Ángeles, ella planea su mudanza desde Noruega con sus tres hijas (fruto del matrimonio con su primer marido) para irse a su nueva villa ya que, según ella misma ha admitido en sus múltiples apariciones en medios tras “independizarse” de la monarquía, estaba en depresión por no poder tener cerca a Durek.

A sus ingresos de propiedades se deben sumar los números de su docu-reality así como de sus entrevistas, conferencias y podcast cobrados y es que Marta Luisa parece estar de moda en la prensa de su país y más aún después del éxito que ha tenido su “Megxit” particular.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.