Martínez culpa a fiscal demócrata de acusaciones penales ‘falsas’ antes de la contienda por jefatura de Policía

·2  min de lectura
Carl Juste/Miami Herald File

El comisionado de Miami-Dade Joe Martínez está culpando al fiscal demócrata electo del condado por acusaciones “falsas” antes de la posible candidatura del republicano al puesto de jefe de policía en 2024, diciendo que su entrega pendiente ante las autoridades se basa en “acusaciones con motivación política” a las que se enfrentará.

Una declaración que hizo circular entre sus partidarios, pero que fue escrita para su difusión pública, dijo que presentará su caso ante el gobernador Ron DeSantis, un republicano que tendría el poder de suspender a Martínez en caso que el comisionado y teniente de Policía retirado enfrente cargos penales. Martínez espera ser acusado esta semana por la Fiscalía Estatal de Miami-Dade, dirigida por la fiscal electa del condado, la demócrata Katherine Fernández-Rundle.

“La investigación ha estado en curso durante cinco años, por lo que la presentación de estas acusaciones que no implican el tiempo del comisionado Martínez en el cargo público parecen ser políticamente oportunas cuando se le considera el candidato principal para el recién creado puesto de jefe de Policía de Miami-Dade”, dijo la declaración de Martínez.

La declaración, obtenida por el Miami Herald, estaba fechada el domingo e incluía el número de un contacto de Martínez con los medios de comunicación.

El comunicado dice que Martínez ha chocado con Fernández Rundle sobre la cantidad de fondos que recibirá la futura oficina del jefe de Policía una vez que sea revivida bajo una nueva enmienda a la Constitución de la Florida. “Si este aparente conflicto público influyó en la decisión de la fiscal estatal es un asunto que se presentará ante el gobernador de la Florida DeSantis”, dice el comunicado.

El comunicado ofrece los primeros detalles públicos de los cargos que enfrenta Martínez. Decía que Martínez, que ha declarado ingresos de una empresa de seguridad privada, ha estado bajo investigación durante cinco años por “acusaciones derivadas de su trabajo de práctica privada como consultor cuando era un ciudadano privado y no funcionario electo”.

Martínez, republicano y ex teniente de la Policía del condado, ha ocupado el escaño del Distrito 11 de la Comisión del Condado desde 2016 y estaba haciendo campaña para ser el próximo presidente de la Comisión mientras sopesaba una posible candidatura para el restablecido cargo de jefe de Policía de Miami-Dade en 2024. También ocupó el escaño del Distrito 11 entre 2000 y 2012 antes de renunciar.

Martínez y su portavoz no pudieron ser contactados de inmediato el lunes por la mañana. Un representante de Fernández Rundle tampoco estuvo disponible de inmediato.

La declaración completa

La fiscal estatal, Katherine Fernández Rundle, ordenó al comisionado de Miami-Dade Joe Martínez que se entregara esta semana sobre la base de acusaciones falsas y políticamente motivadas que surgen de su trabajo de práctica privada como consultor cuando era un ciudadano privado y no un funcionario electo. La investigación ha estado en curso durante cinco años, por lo que la presentación de estas acusaciones que no implican el tiempo del comisionado Martínez en el cargo público parecen ser políticamente oportunas cuando se le considera el candidato principal para el recién creado [puesto de] Jefe de Policía del Condado Miami-Dade.

Martínez, que sirvió al interés público durante más de cuatro décadas como oficial de policía de Miami-Dade condecorado y ahora retirado, recibió dos medallas de oro y una de plata por su servicio, fue nombrado dos veces Agente de Policía de Miami-Dade del Año y recibió el premio Life Saving Award. Es comisionado de Miami-Dade muy respetado que estaba siendo considerado para presidir la Comisión tras las elecciones de noviembre. Como republicano declarado en la Comisión, el comisionado Martínez ha discrepado públicamente con la fiscal estatal demócrata en cuestiones importantes, la más reciente de las cuales es el papel y la financiación de la Oficina del Jefe de Policía. Si este aparente conflicto público influyó en la decisión de acusación de la Fiscal Estatal es un asunto que se presentará ante el gobernador de la Florida DeSantis.

Por ahora, el comisionado Martínez deja en claro que es inocente de cualquier delito y tiene la intención de trabajar agresivamente para limpiar su nombre. Ha dedicado toda su vida adulta a servir en beneficio del público. Se siente humilde por la muestra de apoyo y confianza entre sus electores y la gente del Condado Miami-Dade.