Martín Vizcarra, tras ser destituido en Perú: "Salgo del palacio de gobierno con la frente en alto"

Redacción - BBC News Mundo
·2  min de lectura
Martín Vizcarra
Martín Vizcarra

Martín Vizcarra asegura irse de la presidencia de Perú "con la conciencia tranquila".

En un discurso a las puertas de la sede del gobierno peruano, Vizcarra manifestó su rechazo a la decisión del Congreso de destituirle y negó las acusaciones de corrupción contra él.

Pero también aseguró que no emprendería ninguna acción legal para combatir la aprobación de la moción de vacancia con que los congresistas terminaron con su mandato.

"Hoy en día, dejo palacio de gobierno. Hoy día me voy a mi domicilio, a pesar de que hay innumerables recomendaciones para que actuemos a través de acciones legales para impedir esta decisión", aseguró.

"Como Martín Vizcarra, no voy a tomar acción ninguna acción legal, no quiero que de ninguna manera se pueda entender que mi espíritu de servicio al pueblo haya sido tan solo una voluntad de ejercer el poder", añadió, acompañado de los ministros de su gabinete.

Vizcarra aseguró que dejaba su cargo con "la conciencia tranquila y el deber cumplido". "Salgo del palacio de gobierno como entré hace 2 años y 8 meses, con la frente en alto", concluyó.

Sus declaraciones se produjeron poco después de que el Legislativo declarara su "permanente incapacidad moral" en el juicio político abierto contra él, apenas cinco meses antes de las elecciones generales.

Protestas

La decisión de los congresistas generó protestas en Lima, donde numerosos ciudadanos se congregaron en la plaza San Martín, en el centro de la capital peruana, para manifestar su rechazo a la vacancia.

La moción salió adelante con 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, superando el número de apoyos exigidos por la Constitución (87 de 130 diputados).

La iniciativa fue impulsada por las acusaciones de corrupción contra el presidente por supuestos hechos de corrupción en su etapa como gobernador de la provincia sureña de Moquegua (2011-2014).

Vizcarra asumió la presidencia en marzo de 2018, después de que el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK), renunciara a su cargo entre acusaciones de corrupción y tras afrontar dos "mociones de vacancia" impulsadas por el Legislativo.

El propio Vizcarra enfrentó otra "moción de vacancia" hace solo unos meses, en septiembre, si bien en aquella ocasión no se lograron los apoyos necesarios para aprobarla.

Este lunes, el destituido mandatario criticó duramente la acción tomada por el Congreso en medio de la grave crisis del coronavirus y consideró que "la historia y el pueblo peruano juzgarán las decisiones que cada quien toma".

En el Legislativo, señaló Vizcarra, no se ha impuesto "la razón, sino el número de votos de los representantes del pueblo quien aparentemente se olvidaron de a quien representan".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.