Martín Soria dijo que es un “golpe institucional” que la Corte Suprema presida el Consejo de la Magistratura

·1  min de lectura
Martín Soria
Twitter @martinsoria_

Los planes del kirchnerismo nunca fueron que el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), Horacio Rosatti, quede al frente del Consejo de la Magistratura. Y hoy eso quedó expresado -una vez más- en las palabras del ministro de Justicia, Martín Soria, quien arremetió contra el máximo tribunal y dijo que esto es un “golpe institucional” y que “están haciendo política en lugar de hacer justicia”. Crítico del fallo que dejó sin efecto la composición que tenía el organismo, lanzó: “[La Corte] va por la caja y por la designación y la investigación de la conducta de los magistrados”.

En línea con la vicepresidenta Cristina Kirchner, que ayer se quejó por “la casta de la que nadie habla” en su cuenta de Twitter, el ministro de Justicia cuestionó también a la oposición y a los medios como responsables de que Rosatti asuma la presidencia de la Magistratura. Dijo que en esta “situación anómala”, el máximo tribunal le “arrebató de un plumazo” las facultades para legislar al Congreso, después de fallar contra la composición vigente durante 16 años y dar un plazo de solo 120 días para que se disponga un nuevo armado del Consejo.

Noticia en desarollo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.