Crece la presión sobre Guzmán: ahora Massa pidió actualizar Ganancias y el ministro dijo que es una “obviedad”

·5  min de lectura
Sergio Massa y Máximo Kirchner, ayer, con el ministro Martín Guzmán
Sergio Massa y Máximo Kirchner, ayer, con el ministro Martín Guzmán

Una semana atrás había sido Máximo Kirchner el que reclamó anticipar las cuotas del aumento del salario mínimo. Ahora Sergio Massa avanzó con un pedido directo a Martín Guzmán para actualizar la ley de Ganancias de modo tal que “no se neutralicen los aumentos salariales”. La presión creciente sobre el ministro de Economía parte de sectores internos de peso en la coalición gobernante y obliga al joven funcionario a reaccionar. Esta vez, debió asegurar que se pondrá al día el piso a partir de los trabajadores pagan el tributo, aunque no se privó de reflejar su incomodidad, al calificar la próxima decisión como una “obviedad”.

Cristina Kirchner viajó a El Calafate y mantuvo el bajo perfil durante la ausencia del Presidente

“¡Hay tantas obviedades que se demoran!” , replicaron inmediatamente desde el massismo. Según pudo saber LA NACION, lo que motivó al jefe de Diputados a enviar una carta pública a Guzmán para que se actualice el mínimo no imponible de Ganancias fue que “el año pasado tardaron cuatro meses para reglamentar la ley” impulsada por el propio Massa, deslizaron fuentes legislativas. A su vez, en el Palacio de Hacienda replicaron que el tigrense hizo la movida porque “ sabe que esa medida está próxima a concretarse, posiblemente el mes próximo” . Guzmán y Massa no hablaron personalmente del tema, así como tampoco el ministro tuvo contacto con Máximo Kirchner la semana pasada.

De todos modos, los efectos prácticos de la presión pública sobre Guzmán ya se verificaron este viernes cuando el ministro de Economía confirmó a la agencia de noticias oficial Télam que “se actualizará el piso a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia pagan Ganancias en función de la evolución de la inflación ”. De ahí que Guzmán calificara como una “obviedad” la próxima suba, dado que el índice de precios refleja aumentos que deterioran el poder adquisitivo. Y a que la ronda de paritarias de los sindicatos presiona por aumentos en torno al 60 por ciento anual, lo que podría licuarse por los pagos de Ganancias .

La guerra en Ucrania y la preocupación por una crisis alimentaria dominaron la reunión entre Alberto Fernández y Emmanuel Macron

En la Cámara de Diputados tienen otra visión sobre los mismos hechos. Massa y su equipo técnico analizaron que haciendo una proyección de la inflación, unos 350.000 asalariados que ahora no pagan Ganancias tendrían que hacerlo desde fin de año . Esto es, un aumento del 35 por ciento sobre los 950.000 que tributan en la actualidad, con lo cual se licuaría a causa del aumento de los precios y de los salarios el objetivo original de la ley: que los retenidos fueran menos de un millón de personas. Para Massa es un tema significativo, a tal punto que se preocupó por incluir en la reforma de la ley de Bienes Personales un artículo que faculta al Poder Ejecutivo a actualizar Ganancias.

Por eso mismo, Massa hizo la jugada de enviar la carta a Guzmán, con la que restó al ministro margen político para demorar la actualización de Ganancias . Uno de los cuestionamientos que más se escuchan en el Congreso sobre la administración del Gobierno -no solamente de Guzmán- es que demora en tomar medidas que están “cantadas” . El proyecto de resolución que presentaron la semana pasada Máximo Kirchner y un grupo de diputados de extracción sindical, para que se anticipen las cuotas del aumento del salario mínimo, iba en esa dirección. En ese caso fue el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, quien reaccionó una semana después.

Postales de París: la ropa exclusiva de Francisco, los funcionarios sin agenda y la revancha de Losardo

Pero Guzmán prefirió anticipar la medida. En medio de reuniones con políticos como el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, y empresarios del sector energético, el ministro de Economía avisó que “se actualizará el piso a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia pagan Ganancias en función de la evolución de la inflación”. En la misma línea, sostuvo que eso es “ lo que razonablemente establece la ley para que el beneficio a las trabajadores y los trabajadores no se pierda con la inflación, y es lo que el gobierno ejecutará”. Casi una forma de decir que tenía presente la medida y que no era necesario que se lo recordaran con una carta.

El ministro Guzmán recibió al gobernador de Formosa, Gildo Infrán
El ministro Guzmán recibió al gobernador de Formosa, Gildo Infrán


El ministro Guzmán recibió al gobernador de Formosa, Gildo Infrán

En la misiva que envió a Guzmán, el titular de la Cámara baja sostuvo que el mínimo no imponible de $225.937 quedó atrasado ante la evolución de la inflación y la presión sobre los salarios y, por consiguiente, aquellos trabajadores que habían quedado exentos empezaron a tributar. En el texto, que trabajó con un asesor de confianza en materia tributaria, Massa pidió que se eleve a $265.000 de remuneración bruta, “determinado en base a la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), teniendo en cuenta las actualizaciones salariales acordadas por los trabajadores durante este año”.

Massa recordó que “mediante la Ley N° 27.617 se introdujeron modificaciones a la Ley de Impuesto a las Ganancias (...) con el objetivo de promover que la carga tributaria no neutralice los beneficios derivados de la política económica y salarial asumida por el Gobierno tendiente a dar sostenibilidad al poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados”. Y agregó: “Esta propuesta consolidó un esquema progresivo de alivio fiscal para los contribuyentes y permitió, en 2021, que 1,5 millones de trabajadores dejen de pagar Ganancias : en el año 2020 pagaban este impuesto 2,3 millones de empleados y en el año 2021 pasaron a ser 800 mil”, estimó.

Preocupación por el dólar: el BCRA dejó de vender, pero no evitó cerrar una mala semana

Tras la presentación del presidente de la Cámara baja y líder del Frente Renovador, una de las fuerzas que integran la coalición gobernante, la CGT respaldó la iniciativa con un comunicado. “Venimos trabajando desde el inicio de la actual ronda de paritarias, que continúa desarrollándose, para que los salarios conseguidos en las mesas de negociación no se vean afectados por la incidencia del tributo y se actualicen los valores sobre los cuales los trabajadores y trabajadoras tributan”, afirmó la central obrera. “Entendemos que modificar los montos actuales (del impuesto a las Ganancias) es un acto de estricta justicia social” , señaló la CGT.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.