Martín Guzmán expuso en el G24 y sostuvo que el impuesto global del 15% a las multinacionales es muy bajo

·3  min de lectura
El ministro de economía Martín Guzmán
Prensa MECON

Martín Guzmán participó hoy de forma virtual en en el panel “¿Cómo lograr un impuesto global que sea justo para el mundo?”, organizado por el Grupo Intergubernamental de los 24 (G24) y la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional. El ministro defendió la postura de gravar con mayores impuestos a las corporaciones para beneficiar a los países emergentes.

Tres semanas atrás los ministros de economía del G7, que engloba a los potencias del mundo, entre las que se encuentran Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido llegaron a un acuerdo para imponer una alícuota mínimo del 15% a las ganancias de las empresas multinacionales. De acuerdo con el ministro argentino la propuesta tendría que revisarse para que se extienda hasta el 25%.

https://lanacionar-la-nacion-ar-prod.cdn.arcpublishing.com/preview-arc/LN42MK5XLZGNVOSSJJ54MRDZAU/?_website=la-nacion-ar&_ignoreCache=true

“Lo que está en discusión queda corto en cuanto a lo que el mundo necesita para superar los desafíos que estamos enfrentando por la pandemia. La inequidad es un problema masivo que tenemos que solucionar. Cobrar impuestos a las corporaciones multinacionales es una obligación para resolver uno de los aspectos más tóxicos de la globalización”, dijo el ministro en su disertación.

Para Guzmán, en los últimos quince años hubo un deterioro en en las condiciones de gran parte de la población mundial y del medio ambiente. “Es histórico que se esté discutiendo, pero hay un camino largo por delante para establecer las reglas que tengan sentido para enfrentar la situación”, dijo Guzmán.

Luego agregó: “ Hay un riesgo de que la inequidad aumente en cuanto a cómo se distribuyen los beneficios. 15% es muy bajo porque hay un riesgo sustancial de que si no se modifica, los países en via de desarrollo no reciban los beneficios. Esto requiere de una acuerdo político y de combatir el lobby que se hace presente en estos debates. El mundo necesita ir más rápido en ese sentido y con principios que refuercen la posibilidad de conseguir algo entre el 21%, que sería bueno, y 25%, que sería mejor todavía”.

El ministro señaló como problema que existe un “riesgo sustentable” también de que el mínimo porcentaje del acuerdo del G7 se convierta en los hechos en el máximo imponible. Consideró que es el momento correcto para discutirlo, por la pandemia y los grandes cambios que produjo a escala global.

“Desde Argentina vamos a seguir contribuyendo con ese debate. Vemos que hay grandes dificultades en establecer reglas comunes para la economía global. Estos problemas profundizaron la desigualdad, dificultaron la búsqueda de soluciones para la macroeconomía del mundo y el manejo de crisis. Tenemos sistemas de patentamientos y marcas que impiden maximixar los beneficios del uso de la tecnología, y somos testigo de un daño del medio ambiente”, sostuvo.

Según su análisis se necesitan reformas y condiciones para “transformar las estructuras productivas” que permitan a todos los países en el mundo alcanzar el objetivo de tener un desarrollo económico sostenible. “Vemos un contexto de grandes asimetrías entre los países, que se hicieron más visibles en la pandemia. Las condiciones para lidiar con las estructuras productivas en general y por las consecuencias del coronavirus fue muy desigual entre las economías avanzadas y el resto”, dijo.

El ministro consideró que se necesitan fijar reglas que reduzcan esas diferencias. “Una es aumentar los impuestos por ingresos. Hay economías que pueden endeudarse a largo plazo a tasas muy bajas mientras que los países en via de desarrollo en Latinoamérica, y en especial Argentina, no tienen esa posibilidad”, sostuvo. Guzmán espera que haya progresos en la materia en la próxima reunión del G20 que se celebrará dentro de dos semanas en Venecia, Italia. “Esperamos ver progresos respecto al impuesto internacional a los ingresos de las multinacionales, y el desarrollo de bancos multilaterales que nos permitan avanzar en la economía. Si las necesidades de los países en vía de desarrollo quedaron relegadas fue por un tema de relaciones de poder. Por eso es tan importante que los países emergentes se unan para avanzar con estas políticas”, agregó por último.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.