Martín Doñate acusó al presidente de la Corte de “tomar por asalto el Consejo de la Magistratura”

Cristina Kirchner junto al senador Doñate
Cristina Kirchner junto al senador Doñate

Ubicado en el centro de la tormenta por el fallo de la Corte Suprema que ordenó anular el decreto de Cristina Kirchner que lo designó en el Consejo de la Magistratura en representación de la “segunda minoría” de la Cámara alta, el senador Martín Doñate criticó al presidente del máximo tribunal, Horacio Rosatti, al que acusó de “tomar por asalto” el órgano encargado de seleccionar y controlar a los jueces.

“Antes de tomar por asalto el Consejo, Rosatti lo exhortó a que llenara todos los cargos vacantes, pero asumió y no cumplió”, sostuvo el senador surgido de La Cámpora, que acusó al presidente de la Corte de mantener al Consejo de la Magistratura sin funcionamiento desde hace tres meses.

Axel Kicillof propuso fusionar La Plata con dos distritos gobernados por el peronismo

La Corte se está arrogando la suma del poder público y facultades que no le da la Constitución”, manifestó el senador rionegrino. “Es tal la gravedad del atropello de la Corte hacia el Senado que dice que nos dice cómo deberíamos organizarnos”, enfatizó.

En el duro fallo que dio a conocer ayer, la Corte consideró que la “maniobra” con la que el Frente de Todos se dividió en dos bloques para representar -a la vez- a la bancada mayoritaria y la segunda minoría consistió en un “ardid”, un “artificio” y una actuación sin “buena fe” destinada a burlar la sentencia del 16 de diciembre pasado que ordenó que el Consejo de la Magistratura regresara a su composición de 20 miembros, salvo que el Congreso sancionara otra integración distinta en un plazo de 120 días.

Conferencia del interbloque de senadores nacionales del Frente de Todos (FdT) para fijar su posición pública sobre la resolución de la Corte Suprema de Justicia que revocó ayer el decreto parlamentario que dividió el bloque oficialista para la designación de un representante ante el Consejo de la Magistratura
Conferencia del interbloque de senadores nacionales del Frente de Todos (FdT) para fijar su posición pública sobre la resolución de la Corte Suprema de Justicia que revocó ayer el decreto parlamentario que dividió el bloque oficialista para la designación de un representante ante el Consejo de la Magistratura - Créditos: @Fabián Marelli

Cuando ese plazo se cumplió, el 13 de abril, el bloque del Frente Pro se dirigió a Cristina Kirchner para que designe a Luis Juez como consejero por la segunda minoría. Hasta entonces, el Senado tenía tres representantes en el Consejo de la Magistratura: dos por el Frente de Todos (35 senadores) y uno por la UCR (19). Para cumplir con el fallo de la Corte, debía enviar un cuarto representante, por la segunda minoría. El bloque Pro tenía entonces 9 miembros.

Pero el 18 de abril, el Frente de Todos se dividió en dos bloques, el Frente Nacional y Popular (con 21 senadores) y Unidad Ciudadana (con 14 integrantes), para ser a la vez –a la vez– el bloque más importante y la segunda minoría, y quedarse con el nuevo consejero. En los hechos, el oficialismo nunca dejó de comportándose como un solo bloque.

El 19 de abril, Pro volvió a dirigirse a la vicepresidenta, que tampoco contestó el pedido. El 20 de abril, Cristina Kirchner dictó el decreto que designó a Doñate por la segunda minonría.

El máximo tribunal fue duro con Cristina Kirchner: “El accionar de la Presidencia del Senado constituye un apartamiento de las reglas que esta Corte estableció en su sentencia del 16 de diciembre para la conformación de un órgano constitucional como es el Consejo de la Magistratura (...) a la par que desconoce el principio de buena fe, cardinal en las relaciones jurídicas”.

Conferencia del interbloque de senadores nacionales del Frente de Todos (FdT) para fijar su posición pública sobre la resolución de la Corte Suprema de Justicia que revocó ayer el decreto parlamentario que dividió el bloque oficialista para la designación de un representante ante el Consejo de la Magistratura
Conferencia del interbloque de senadores nacionales del Frente de Todos (FdT) para fijar su posición pública sobre la resolución de la Corte Suprema de Justicia que revocó ayer el decreto parlamentario que dividió el bloque oficialista para la designación de un representante ante el Consejo de la Magistratura - Créditos: @Fabián Marelli

Doñate se mostró contrariado con el fallo que cuestionó la maniobra por la que fue designado por la vicepresidenta. Y contraatacó: “ No tengo dudas de que el fallo para tomar por asalto el Consejo de la Magistratura tuvo la voluntad de frenar el recambio de Bruglia y Bertuzzi ”, en alusión a los camaristas que fueron trasladados por el gobierno de Mauricio Macri y deben resolver en más de una causa contra Cristina Kirchner.

El fallo es inaplicable y absurdo. Acatarlo o no acatarlo no tiene sentido, la semana que viene se terminan los mandatos vigentes”. Y agregó: “Es todo un gran delirio, falta que la Corte se lleve la llave del Congreso y la Casa Rosada”.

“Nosotros nos dividimos en dos bloques y para la Corte está mal. Juntos por el Cambio se dividió y para la Corte está bien”, insistió.

La Corte le marcó un límite a Cristina Kirchner y sumó otra preocupación a su frente judicial

”La Corte se está arrogando la suma del poder público y facultades que no le da la Constitución”, manifestó el representante de la cámara alta luego de considerar que “es tal la gravedad del atropello de la Corte hacia el Senado que dice que nos dice cómo deberíamos organizarnos”.

Doñate mencionó además que “Hace tres meses que no funciona el Consejo de la Magistratura por decisión de Rosatti”, agregó Doñate.

”Nosotros tenemos que mandar un consejero porque somos la tercera minoría. Nuestra presidenta de bloque (Juliana Di Tullio) va a volver a mandar mi nombre para el nuevo período en el Consejo de la Magistratura por ser tercera minoría”, explicó el representante de la cámara alta.Finalmente, el senador oficialista se refirió a la situación judicial de Cristina Kirchner y afirmó que “esta Corte apadrinó la mayor cacería judicial de la historia contra la Vicepresidenta”