Martín Cirio habló tras ser denunciado penalmente: "No voy a desaparecer ni quedarme callado"

LA NACION
·5  min de lectura

Martín Cirio se vio envuelto en una grave polémica en los últimos días, luego de que se viralizara una serie de tuits de 2011 en los que hacía chistes sobre pedofilia. El youtuber, también conocido como "La Faraona", hizo un extenso descargo en el que explicó que se trató de bromas de mal gusto y pidió disculpas. Ahora, el abogado de una víctima de abuso lo denunció penalmente por esos mensajes.

La Faraona. Quién es Martín Cirio, el youtuber criticado por sus tuits sexuales que involucran menores

Cirio lleva al menos tres años gozando de enorme popularidad: con más 700.000 suscriptores en YouTube, algunos de sus videos alcanzan el millón de reproducciones. A pesar del apoyo de sus seguidores, el influencer fue duramente criticado por antiguas publicaciones en Twitter en las que se refiere de forma sexual a menores de edad. Al escándalo, ahora, se sumó una denuncia judicial.

Alejandro Sarubbi Benítez es el abogado de una víctima de abuso, cuya identidad permanecerá anónima. En las últimas horas, Sarubbi Benítez denunció penalmente a Cirio por los dichos de 2011, en los que hace referencia a violar a menores de edad y menciona supuestas situaciones sexuales con ellos.

Yao Cabrera: los escándalos del youtuber acusado por el intendente de Escobar tras una fiesta clandestina

"La denuncia que pesa contra Martín Cirio está a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 60, Fiscalía N° 29. La causa quedó registrada con el número 44644/2020. Si alguna persona fue víctima de este personaje, les ruego me contacten. Estaré encantado de ayudar", escribió el abogado en su cuenta de Twitter.

"Los delitos que se le imputan son apología del delito, instigación a cometer delitos, en función a la gravedad de las cosas que dijo", amplió el letrado en Los Ángeles de la Mañana (eltrece). "No soy yo el denunciante, sino que yo patrocino a una persona que fue víctima de abuso infantil, bastante afectada por estas cosas que salieron a la luz, sobre todo porque muchas veces estos delitos quedan impunes. Me pidió que preservara su identidad, porque este tipo de cuestiones hace que vuelvan a surgir todos los traumas del pasado, son heridas muy difíciles de cerrar", agregó.

El descargo de Martin Cirio en su canal de Youtube

"Quiero arrancar diciendo que me equivoqué, la pifié feo con El Dipy. Él había subido una vez un tuit en el que me bardeaba y dije 'me la diste una vez, ahora te la voy a devolver'. Y me salió como el or. porque, además, no estaba bueno hablar de una canción que sacó hace un tiempo", comenzó "La Faraona" en el descargo que publicó este lunes por la noche en su canal de YouTube y que ya tiene más de 600.000 reproducciones. "No soy amigo de El Dipy, no sé cómo pensará ahora, pero como todo el mundo se debe haber deconstruido, y las cosas que cantaba hace unos años no tienen nada que ver con lo que piensa ahora. Lo que hice es, básicamente, lo que están haciendo conmigo ahora".

"Leyeron un montón de tuits aberrantes, cuando me desperté y vi las capturas que me mandaron mis amigos no podía creer cómo pude haber escrito algo tan aberrante", dijo en relación con los mensajes que publicó en Twitter hace 9 años. "Obviamente los escribí yo pero no me reconocía, ni siquiera recordaba haberlos escrito. Yo tuve un proceso de deconstrucción y crecimiento que es muy reciente".

El picante cruce entre Horacio Cabak y Leandro Santoro por las marchas del 12-O y 17-O

En ese sentido, dio a entender que los códigos de la red social eran otros por ese entonces: "Estaba lleno de gente de entre 20 y 40 años y se trataba de ser picante, quién decía la mayor aberración, y todos lo festejaban. Si ponías 'haga patria, mate a un chorro', tenías gente que se cagaba de risa y te redoblaba la apuesta. No era el lugar donde estaba mi madre". Y añadió: "En Twitter no había fotos de la cara, había personajes, podías decir 'negro de mier.', 'gordo de mier. y nadie cancelaba eso. Era el humor del peor, del más repudiable".

También se mostró arrepentido de sus declaraciones. "Hoy leo mis tuits y de ninguna forma puede ser gracioso, me da vergüenza, cómo puedo ser tan monstruo, no lo puedo justificar. Ni siquiera creo que fue humor porque no era gracioso. Era ser picante por ser picante. Pero no dejaba de ser un personaje. Repudiable y lo que quieran, pero un personaje. Juzgar eso como si fuese la realidad y decir 'uy, me descubrieron, soy un pedófilo' es una locura. Es como agarrar un tuit de Micky Vainilla [el personaje de Peter Capusotto] y juzgarlo como si fuese Capusotto. Agarrar eso y ponerlo en un plano real es una locura. Las redes se mueven con un lenguaje propio que si lo sacás de ese contexto por supuesto que es un escándalo y no tiene sentido", continuó.

Finalmente, concluyó: "A mí me pueden matar, cancelar, decir 'Martín Cirio pedófilo' pero puedo seguir haciendo videos. Con esto que se generó lograron dejarme sin laburo, porque todo lo que podía llegar a hacer se me cayó. Pero va a volver porque lo voy a dar vuelta. No voy a desaparecer ni quedarme callado. Voy a seguir denunciando las cosas que me están pasando. Por más que me quieran hacer quedar como un pedófilo van a tener que matarme para hacerme callar la boca".