Marruecos y el Brexit: peligros del semestre español de la UE, según el Real Instituto Elcano

Madrid, 19 ene (EFE).- La “crispación” política española, el riesgo de desestabilización en el Magreb y el acuerdo del Brexit sobre Gibraltar podrían empañar el liderazgo de España en su semestre de Presidencia de la UE, según un informe del Real Instituto Elcano.

El informe “España en el mundo en 2023; perspectivas y desafíos", presentado este jueves, analiza la situación geopolítica mundial y cómo afectará a España, que tiene ante sí el reto de hacer valer su influencia y capacidad de liderazgo en Europa en un contexto marcado por la guerra de Ucrania y la "crispación" ante las elecciones generales de diciembre.

No obstante, pese a la situación "volátil y polarizada" en España, los analistas destacan que PSOE y PP "no están tan alejados al concebir el papel que debe desempeñar" España en Europa y el mundo, lo que ayuda a dotar de previsibilidad y ascendente al país en el exterior.

A eso se suma la "paradoja de que, a pesar del "auge de los extremos ideológicos" la opinión pública española mantiene un claro consenso sobre las ventajas de ser europeista y pertenecer a la OTAN, apunta.

La relación con Marruecos y Argelia y la consecución de un acuerdo con Reino Unido sobre Gibraltar son otros de los grandes retos en política internacional a los que deberá enfrentarse España en 2023.

Así, en su vecindad sur, España necesita salir de la lógica del juego de “suma cero” (los beneficios de uno suponen siempre un perjuicio para el otro, por lo que solo debe quedar un jugador victorioso) en la que están instalados Argelia y Marruecos, y buscar un nuevo equilibrio en sus relaciones con ellos.

“El reto para España no es fácil, debido a las presiones que suele ejercer Marruecos, pero es necesario que haya claridad y consenso en esta política de Estado”, subraya el informa de Elcano, que lamenta la actual polarización en el terreno político español.

No obstante, los analistas de la organización señalan la paradoja de que las grandes líneas de actuación de la política exterior de España se mantienen estables y sólidas pese a los constantes choques en política nacional entre Gobierno y oposición.

Sobre la negociación con el Reino Unido sobre Gibraltar, el informe destaca que, acordadas ya casi el 90 por ciento de los artículos en cuestión, el acuerdo “sigue estancado por dos motivos, fundamentalmente políticos”: el control de la frontera y las reticencias de la Comisión Europea a cerrar un acuerdo pese a las amenazas británicas sobre el Protocolo de Irlanda e Irlanda del Norte.

(c) Agencia EFE