Anuncios

Maroon 5 provoca frenesí en el Sol

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 31 (EL UNIVERSAL).- Baile, suspiros y un gran frenesí casi hasta el punto del desmayo fue lo que se vivió este miércoles en el concierto de Maroon 5 en el Foro Sol cuando Adam Levine subió la temperatura de miles de fans al hacer gala de su voz, su físico y sus habilidades musicales.

Desde que inició el espectáculo a las 21:30 horas, Levine y su banda volvieron a estremecer el corazón de miles de fanáticos, quienes deleitaron sus pupilas al admirar el físico bien trabajado del artista.

La última vez que el líder de la banda pudo enloquecer a su público mexicano fue en 2020, antes de que la pandemia del Covid parara los eventos masivos.

La acumulación de adrenalina, tanto de la agrupación rock como de los asistentes se hizo evidente desde que se escucharon los primeros acordes de "Moves like Jagger" y la emoción se desató con "This love", la cual fue coreada por todos los presentes, quienes se pusieron de pie cuando el vocalista se aventó al final un solo de guitarra.

"¿Cómo están? Somos Maroon 5, estamos muy felices de regresar, los extrañamos mucho", dijo al saludar a su audiencia.

La noche continuó con "Stereo hearts", en la que Adam animó a sus fans a cantar con él.

"¡Vamos! Todos digan, 'oooh'", dijo Levine, quien se empezó a desprender de su ropa en "One more night". Primero se quitó la chamarra negra y luego se desabotonó la camisa.

La emoción y la locura mostradas por cada fanática y eterna enamorada de Levine era indescriptible, cualquier movimiento las enloquecía y las hacía lanzar gritos ensordecedores.

Frases como "Te amo", "queremos ver piel", "papacito", "hazme un hijo" y "que se encuere ya, por favor" resonaron por todo el lugar, sobre todo cuando el músico caminaba sobre la pasarela del escenario.

Arranca el baile

Temas como "Makes me wonder", "What lovers do", y "Animals" hicieron suspirar a miles con los movimientos de cadera del estadounidense. La euforia continuó con "Wait", "Maps" y "Harder to breathe".

"¿Cómo se sienten hoy? Yo estoy muy pero muy feliz de estar aquí con ustedes, quisiera hablar español, pero el mío es terrible. ¿Van a cantar con nosotros?", dijo Adam mencionando la palabra "terrible" en español, antes de interpretar su tema "Pay phone" en acústico.

Le siguieron hits como "Lost", "Beautiful mistakes", "Cold" y "Sunday morning".

Con un escenario iluminado de colores y rayos láser, los asistentes gritaban para que no terminara el show, el cantante salió del escenario con "Girls like you" dando inicio al encore.

A diferencia de otros conciertos en donde la audiencia grita "Ooee, ooee", en esta ocasión los presentes empezaron a corear: "Que se encuere, que se encuere", al tiempo que hacían olas desde las gradas.

Fue con "Memories" con la que los estadounidenses regresaron al escenario, lo que provocó que las lámparas de los celulares fueran activadas y con el tema final, "Sugar", Adam complació a sus fans, quienes estallaron en gritos, al quitarse la camisa por completo y dejar ver un poco de su ropa interior.