¿Por qué los Marlins se reunieron a puertas cerradas? ¿Salvará este encuentro la temporada?

·3  min de lectura
Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

Quizá fue algo que se sacó de proporción. Tal vez esta reunión será un punto de rescate para la temporada, pero lo cierto es que los jugadores de los Marlins se reunieron a puertas cerradas más por temas de índole humano que por ganados y perdidos en la tabla de posiciones.

Cuando Don Mattingly convocó a este encuentro el martes, lo hizo motivado por una preocupación de química que por los números. A sus oídos estaban llegando demasiadas quejas de unos peloteros sobre otros y el viejo hombre del béisbol sabía muy bien que un tema así destruye en una semana lo construido en meses, sino en años.

Aunque se habló de todo y cada cual expuso sus puntos de vista sobre temas que van afectando el resultado de los peces en la temporada, uno de los que cantó sus verdades fue el capitán del club, Miguel Rojas, quien reveló de manera general lo conversado en algo más de una hora.

“A lo largo de una temporada vas a tener situaciones que tienes que enfrentar’’, comentó el venezolano. “Cosas que algunos individuos tienen que mejorar, algunas reglas como correr hacia la primera base, llegar en tiempo. Es un recordatorio para pensar sobre el juego y cómo vamos a ganar ahora’’.

Supuestamente un tema de conflicto es que algunos de los jugadores veteranos del equipo no creen que algunos de las figuras jóvenes se comporten profesionalmente y sigan algunas de las reglas del equipo.

Rojas dijo que no era un jugador específico que no seguía las reglas no escritas, que incluían cosas como no correr duro a primera base y llegar a tiempo, y que todos pueden mejorar en eso.

“Hablamos entre nosotros como equipo, uno al otro, y realmente es para mantenernos responsables’’, agregó Rojas.

“Esta organización tiene tantas expectativas. Somos mucho mejor que nuestro récord. Tenemos que salir a jugar como una familia, como un equipo, porque este es un esfuerzo de equipo. Un individuo no va a ganar un campeonato. No vamos a estar satisfechos hasta ocuparnos de todo lo que deba ser arreglado’’.

Durante las últimas temporadas, los Marlins parecían tener un clubhouse extremadamente armonioso, fuera de una pelea entre el dominicano Starling Marte y Monte Harrison la temporada pasada, la química parecía funcionar incluso si los resultados no fueran los mejores.

Hablando antes de la victoria del martes por 12-2 contra Washington, Mattingly dijo que el objetivo de convocar la reunión era discutir “cualquier problema que tuvieran que tratar. Si querías sacarlo y decirlo en voz alta. No susurrado a espaldas de nadie. Solo sácalo a la intemperie. Hable al respecto’’.

Mattingly no reveló muchos detalles sobre la reunión aparte de que el gerente general Kim Ng y el cuerpo técnico estuvieron presentes y que se discutieron varios temas. Pero también dijo que tenía “la sensación de que esto iba a durar un tiempo’’ y que esperaba que sucediera.

¿Habrá servido de algo esta reunión? En su larga experiencia, Rojas confía en que esto suceda o que al menos haga funcionar al club de mejor manera, más allá de la restauración de las relaciones humanas entre todos los miembros dentro y fuera del terreno.

“En un clubhouse hay muchas personalidades y no siempre vamos a ser amigos, pero si debemos ser un equipo que sale a hacer su trabajo al máximo de sus habilidades’’, recalcó Rojas. “Para mí no es la primera reunión de esta manera. Creo que ustedes [la prensa] están haciendo algo muy grande de una reunión de 90 minutos. Que ni siquiera duró tanto’’.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.