Los Marlins son pintados de blanco por 12da vez en la temporada y la ofensiva sigue en paradero desconocido

·2  min de lectura
CHARLES REX ARBOGAST /AP

Sandy Alcántara no pudo estar más feliz cuando la semana pasó la fecha de cambios límites en las Mayores y Pablo López se quedó en l uniforme de Miami. El as dominicano de la rotación se preguntó entonces: no sé por qué querrían salir de alguien con el talento como él’‘.

No cabe duda de que la presencia del venezolano dentro de los peces tendrá un efecto positivo, más allá de que el sábado en la tarde no disfrutó de sus mejores atributos al caer con su equipo 3-0 frente a los Cachorros en el Wrigley Field de la Ciudad de los Vientos.

Muchos recuerdan una conversación privada entre Lóez y la gerente general K im Ng, de la cual la ejecutiva revelo que “era muy popular entre los otros equipos’‘, alegando a la alta demanda de sus servicios, pero que ningún tipo de pacto resultó lo suficientemente interesante como para activar un cambio.

Lo cierto es que la apertura previa a los potenciales cambios y su primera después de ellos no han dejado los mejores momentos, como en esta ocasión en que el derecho se marchó luego de cinco entradas y cuatro carreras permitidas, con nueve imparables.

Chicago facturó una anotación en la cuarta, dos en la quinta y la última en la quinta con un cuadrangular de PJ Higgins que determinó el final de la faena de López, quien además ponchó a seis y regaló dos pasaportes, mientras su promedio de carreras limpias se elevaba a 3.57.

Bajo ningún concepto se puede catalogar de preocupante la actuación de López, quien en algún momento debe retornar a sus mejores versiones, pero esa definición sí aplica para la ofensiva de los peces que una vez más resultó silenciada por completo.

Si varios lanzadores de dudosos record y efectividad hicieron su agosto en Miami contra la ofensiva de los Marlins, ahora le tocó el turno de aprovechar a Drew Smily, quien comenzó la jornada con balance de 3-6 y 4.33 de efectividad, pero que lanzó como un astro a lo largo de 6.2 capítulos de cero tras cero y apenas cinco imparables a su cuenta.

Desde el 15 de junio a la fecha, la ofensiva de los peces es una de las peores de las Mayores y califica al fondo de todos los departamentos y, a pesar de los movimientos, todavía no se ve ayuda en camino y valga decir que esta fue la 12 ocasión en que el equipo fue blanqueado en el 2022.

Con esta derrota, los Marlins están 11 juegos por debajo de .500 y fue la novena ocasión en los 16 juegos desde la cita de las estrellas que son contenidos por debajo de tres anotaciones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.