¿Por qué los Marlins mantienen su racha de derrotas? Mattingly explica y deja claro algo

·4  min de lectura

Don Mattingly lo ha dejado claro: las victorias morales deben ser cosa del pasado para los Marlins.

Por lo tanto, el entrenador no se consuela con mantenerse competitivo en los dos primeros juegos de la serie de cuatro partidos como visitante contra los Padres de San Diego.

Los Marlins han perdido los dos encuentros por la mínima.

Miami lleva seis derrotas consecutivas tras el revés del viernes 3-2.

Esto incluye un récord de franquicia de cinco reveses seguidos decididos por una carrera y llega luego de que los peces ganaran siete juegos al hilo, una hazaña que no habían logrado desde 2016.

Mantener los partidos cerrados no es el estándar por el que luchan en este momento y punto.

Esto no puede suceder en el quinto año de la reconstrucción del equipo y después de reforzar la alineación durante la temporada baja.

No después de demostrar que incluso cuando el equipo no estaba haciendo clic por completo, pudo hilvanar una racha de victorias de una semana en un periodo que incluyó series con los Bravos de Atlanta y los Marineros de Seattle antes de que comenzara este declive.

Jesús Aguilar batea por los Marlins en el partido ante los Padres, celebrado el 6 de mayo de 2022 en San Diego.
Jesús Aguilar batea por los Marlins en el partido ante los Padres, celebrado el 6 de mayo de 2022 en San Diego.

Miami ahora tiene marca de 12-14 en la temporada y la mitad de esos juegos se han decidido por una carrera.

Los Marlins han perdido ocho de ellos, la mayor cantidad en las Grandes Ligas en lo que va de temporada, incluidos los tres partidos contra los Diamondbacks de Arizona y estos últimos dos juegos ante los Padres en el Petco Park.

En los dos primeros juegos contra Arizona el lunes y el martes fue la ofensiva la que apareció muy tarde.

Miami iba detrás por cinco carreras en cada uno de esos juegos después de seis entradas y luego fabricaron un racimo de cuatro anotaciones en la séptima entrada para reducir la brecha, pero no completaron la remontada. Cayeron 5-4 en ambos desafíos..

El abridor de los Marlins Sandy Alcántara lanza en el primer inning del partido ante los Padres, celebrado el 6 de mayo de 2022 en San Diego.
El abridor de los Marlins Sandy Alcántara lanza en el primer inning del partido ante los Padres, celebrado el 6 de mayo de 2022 en San Diego.

El miércoles, los Marlins se recuperaron de una pobre cuarta entrada del venezolano Elieser Hernández y anotaron cuatro carreras en el séptimo y octavo innings para tomar ventaja, pero la perdieron en el noveno episodio cuando Pavin Smith conectó un jonrón de dos anotaciones que decidió el juego 8-7 ante el relevista Anthony Bender.

El jueves, Manny Machado conectó un par de cuadrangulares contra Jesús Luzardo y Miami fue blanqueado en las últimas cinco entradas tras permitir la carrera de la ventaja. Los peces cayeron 2-1.

Y el viernes, los Marlins consiguieron lo que Mattingly afirmó fueron “probablemente los mejores turnos al bate que hemos tenido como equipo durante todo el año”, pero solo fabricaron dos carreras con el jonrón de Jesús Aguilar en el sexto episodio.

“El béisbol es así”, señaló Aguilar, quien ha impulsado ocho de las 18 carreras de los peces en los últimos cinco juegos con cada uno de sus hits para anotar en esos cinco encunetros, ya sea reduciendo lq desventaja del equipo a una carrera o empatando el juego.

“Es una temporada larga, con muchos altibajos. Ahora estamos en apuros”.

Mattingly señaló antes del juego del viernes que los Marlins “realmente aún no han hecho clic en todos los aspectos del juego”.

Decidir la Serie Mundial contra los Yankees fue inolvidable, jugar para los Marlins en mi despedida un honor

Los abridores de Miami, una fortaleza en los últimos años, han tenido una sola apertura de calidad en los últimos seis partidos.

Jesús Luzardo limitó a los Padres a dos carreras (los jonrones de Machado) en seis entradas el jueves.

El resto de la rotación tiene efectividad de 7.71 en las otras cinco salidas, dos del dominicano Sandy Alcántara y una de los venezolanos Pablo López y Elieser Hernández, y otra de Trevor Rogers.

En cuatro de esas cinco aperturas el abridor abandonó la lomita antes del final de la quinta entrada.

Tenemos el pitcheo suficiente para enfrentarnos a cualquier equipo. Estamos en buena sintonía

Las adquisiciones de temporada baja Jorge Soler y Avisail García siguen teniendo problemas con su bateo desde el principio.

El cubano Soler promedia .167 y se ha ponchado en 32 de sus primeras 111 apariciones en el plato. Su tasa de ponches es de 28.8 por ciento.

El venezolano García batea .174 con 28 ponches en 90 apariciones en el plato. Su tasa de ponches es de 31.1 por ciento.

El equipo en su conjunto promedia .222 con corredores en posición de anotar, la décima peor marca de la liga.

El enfoque de Mattingly en este punto es asegurarse de que los Marlins no se detengan en las derrotas.

No recuperarán esos encuentros. Hay 136 partidos más para jugar.

“Por lo general, habrá alguien que no está bateando muy bien y un lanzador que tampoco lo está haciendo muy bien. Uno siempre se preocupa por cómo está el equipo, pero lo importante es tener la actitud para salir de eso. El ayer no se recupera’’.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.