Mark Zuckerberg ha perdido 7.000 millones de dólares porque Coca-Cola ha retirado la publicidad de Facebook

A Mark Zuckerberg se le está acabando la suerte. Aunque su gran invento, Facebook (FB), ha sobrevivido a escándalos como el de Cambridge Analytica, ahora parece que su imperio se tambalea de verdad por culpa del boicot que están llevando a cabo algunas de las marcas más importantes del mundo.

Coca-Cola anunció la semana pasada que iba a retirar su publicidad de las redes sociales de Facebook -la propia Facebook e Instagram- durante un mes. ¿El motivo? La proliferación de mensajes de odio y de racismo por culpa de la polarización del caso de la muerte de George Floyd.

Facebook Chairman and CEO Mark Zuckerberg testifies at a House Financial Services Committee hearing in Washington, U.S., October 23, 2019. REUTERS/Erin Scott TPX IMAGES OF THE DAY

Miles de grupos extremistas están utilizando Facebook para esparcir sus mensajes de odio por toda la red social, y parece que Facebook poco o nada puede hacer para controlarlo. Sobre todo, porque uno de los extremistas más activos es el mismísimo Donald Trump, que comparte en su perfil mensajes que abogan por disparar a manifestantes o justifican la violencia policial.

La riqueza neta de Zuckerberg bajó un estimado de 7.21 mil millones a partir del sábado, mientras que el precio de las acciones de Facebook cayó más del 8% al cierre de las operaciones del viernes, ya que el boicot publicitario se disparó.

Coca-Cola es la última marca en respaldar la campaña #StopHateforProfit de los grupos estadounidenses de derechos civiles.El CEO James Quincey dijo el viernes que Coca-Cola detendría todos sus anuncios en las redes sociales durante 30 días y estaba reconsiderando sus políticas.

"No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales", escribió Quincey en el sitio de Coca-Cola. "The Coca-Cola Company hará una pausa en la publicidad pagada en todas las plataformas de redes sociales a nivel mundial durante al menos 30 días. Tomaremos este tiempo para reevaluar nuestras políticas publicitarias para determinar si se necesitan revisiones. También esperamos una mayor responsabilidad y transparencia de nuestras redes sociales socios."

La campaña #StopHateforProfit se lanzó el 19 de junio a raíz de la muerte de George Floyd después de un arresto en Minneapolis y las posteriores protestas mundiales. Fue provocado por la negativa de Facebook a tomar medidas contra una publicación del presidente Donald Trump que amenazaba con violencia.

Al describir los disturbios en las ciudades de Estados Unidos, Trump escribió "cuando comienza el saqueo, comienzan los disparos".La campaña pretende presionar a los principales anunciantes para que reconsideren su inversión publicitaria en Facebook sobre sus políticas de moderación.

Como resultado, numerosas grandes corporaciones, incluidas Unilever, The Hershey Co. o The North Face, han detenido o suspendido su publicidad en Facebook y otras plataformas de redes sociales.

A estas marcas se ha sumado hoy Starbucks. Starbucks se unirá a la creciente lista de entidades corporativas que pausan la publicidad en las plataformas de redes sociales, dijo la compañía en una publicación de blog el domingo. El gigante del café dice que está "en contra del discurso de odio" y cree que "tanto los líderes empresariales como los responsables políticos deben unirse para lograr un cambio real".

"Pausaremos la publicidad en todas las plataformas de redes sociales mientras continuamos las discusiones internamente, con nuestros socios de medios y con organizaciones de derechos civiles en el esfuerzo por detener la propagación del discurso de odio", la publicación del blog, titulada "Creación de comunidades en línea acogedoras e inclusivas".

Más historias que te pueden interesar:

Por qué Instagram es la red social más dañina que existe (psicológicamente)

TikTok, la única red social que pone en aprietos a Facebook, se instala en Silicon Valley

La verdadera razón del boicot de Trump a Huawei es el 5G, no el espionaje