Marjorie Taylor Greene asegura que tiene el “apoyo total” de Donald Trump tras hablar con él

Gino Spocchia
·3  min de lectura
<p>Greene ha estado en el ojo del huracán esta semana por una serie de recopilaciones sobre sus controversiales comentarios y posturas</p> (REUTERS)

Greene ha estado en el ojo del huracán esta semana por una serie de recopilaciones sobre sus controversiales comentarios y posturas

(REUTERS)

La congresista que apoya las teorías de conspiración de QAnon, Marjorie Taylor Greene, ha dicho que tiene el “apoyo total” del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, después de que hablaron por teléfono.

Greene, que se ha visto rodeada de controversias en los últimos días, dijo el sábado que estaba "muy agradecida por su apoyo" después de su conversación.

Su afirmación se produce en medio de acusaciones de que anteriormente indicó su apoyo a la ejecución de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en las redes sociales en 2018, y fue captada en un video, en 2019, en el que describe a las personas con síndrome de Down como "estúpidas", entre otros comentarios controvertidos.

Esas afirmaciones han provocado críticas generalizadas de los demócratas del Congreso, algunos de los cuales han pedido que sea expulsada del partido republicano y del Congreso.

El sábado, escribió en una serie de tuits que "nunca se disculpará" ni "retrocederá" en medio de la condena de su comportamiento pasado en las redes sociales, así como su apoyo a la conspiración de QAnon que alega erróneamente que un grupo satanista de pedófilos operó contra Trump.

La congresista ascendió a la Cámara de Representantes en noviembre de 2020 con el apoyo de Trump a su campaña, y la llamada telefónica del sábado con Greene fue la última señal de que el expresidente estaba en contacto, al menos, con algunos republicanos del Congreso.

Esa lista también incluye al líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, quien se reunió cara a cara con el expresidente esta semana en Florida, mientras que los demócratas le pidieron que condenara enérgicamente a Greene por sus anteriores comentarios.

El martes, Greene se había movido para defenderse de los informes recientes y escribió en un tuit que “a lo largo de los años, he tenido equipos de personas que administran mis páginas. Se han dado me gusta a muchas publicaciones. Se han compartido muchas publicaciones. Algunas no representaron mis puntos de vista”.

Agregó el sábado que "nunca dará marcha atrás y se enfrentará a la multitud sin fin sedienta de sangre", entre otros mensajes de conspiraciones infundadas y la tergiversación de sus oponentes demócratas.

Entre otras controversias que rodean a Greene solo esta semana, se encuentran sus comentarios al sobreviviente del tiroteo en la escuela Parkland, David Hogg, a quien acosó verbalmente en un video. Pronto las imágenes se volvieron virales y llevó a Hogg a pedir una acción disciplinaria en su contra.

También se dijo que había "reprendido" a su colega demócrata Cori Bush en un edificio del Congreso en los últimos días, lo que provocó que Bush alejara su oficina de la representante republicana y su personal.

En respuesta a la medida, Greene alegó que la miembro afroamericana del Congreso era parte de una "turba terrorista" de Black Lives Matter.

Y el sábado, continuó enfureciéndose contra los demócratas del Congreso, llegando incluso a decir que culparon erróneamente a Greene y a otros republicanos "por la violencia con la que no tenemos nada que ver y que hemos condenado todo el tiempo", en referencia al ataque al Capitolio el 6 de enero por los partidarios de Trump.

Sin embargo, se dijo que los revoltosos creyeron las afirmaciones de Greene y Trump de que las elecciones presidenciales de noviembre fueron "robadas" y "amañadas".

Relacionados

Cori Bush moverá su oficina “lejos” de la de su colega Taylor Greene

Congresista Greene insultó a sus colegas e hizo ofensiva comparación

Greene quiso obligar a Ilhan y Rashida a retomar juramentos en Biblia