Mario Villanueva regresa a la cárcel; le niegan prisión domiciliaria

CANCÚN, QR., noviembre 17 (EL UNIVERSAL).- El exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, informó que el pasado 12 de septiembre la juez del Juzgado Sexto de Distrito Especializado en Ejecución de Penas, le negó la petición del beneficio de prisión domiciliaria y ordenó su traslado "inmediato" al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Chetumal, capital del estado.

"Según ella, ahí me darán mejor atención que en mi domicilio. ¡Válgame Dios, increíble tal barbaridad!", expresó el otrora mandatario estatal, mediante una carta publicada en sus redes sociales.

La resolución de la juez se dictó –dijo– pese a que le presentaron el informe de cinco médicos con especialidad, una psicóloga y el testimonio de su esposa, que detallaban sus problemas de salud y las razones para no ser internado en el Cereso nuevamente.

Se entregó también el dictamen médico de una perito de la Fiscalía General de la República (FGR) que afirma que peligraría su vida en la prisión, porque no podría ser atendida una crisis cardiopulmonar, como las que ya ha tenido.

Se añadió el informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que determina que el Cereso de Chetumal carece de condiciones médicas para atenderlo, que hay hacinamiento y falta de higiene.

"Fue ilegal la decisión de la juez, y por ello mi defensor presentó una apelación en contra. Pero es curioso observar cómo se apresuró el magistrado del Sexto Tribunal Unitario en la Ciudad de México, para resolver la apelación.

"Un trámite que por lo regular lleva varios meses, lo resolvió el magistrado en tan sólo un mes y cinco días, confirmando la sentencia de la Juez, es decir, que no habrá prisión domiciliaria y que deberé ser trasladado al Cereso", detalló.

En el escrito, asegura que existen fuerzas empeñadas en mantenerlo en prisión para que "no se destape la cloaca", pues se asume inocente de los delitos que presume "fabricados", y que le fueron imputados hace 21 años para mantenerlo preso desde que fue capturado en la localidad de Alfredo V. Bonfil, en mayo del 2001.

"Desde que inició esta farsa a fines de 1998, con delitos fabricados por la entonces PGR, con hechos falsos declarados por sus testigos protegidos pagados, sin que haya habido droga, ni llamadas, ni fotos ni videos, ni ninguna prueba material.

"Sólo he recibido, ilegalmente, golpe tras golpe, cuando lo que desde entonces he estado pidiendo es la aplicación exacta de la ley, pero no han querido, es obvio que quizá no conviene, porque se destaparía la cloaca. Entonces, no hay más que seguir luchando, me rindo pura chingada", expuso.

El ingeniero indicó que conforme a la Ley Nacional de Ejecución Penal, cualquier preso que haya compurgado 70 por ciento de la pena de prisión, tiene derecho a la libertad.

"Y resulta que este mes de noviembre cumpliré 21 años y 06 meses en prisión. La sentencia es de 28 años 08 meses 07 días, por lo que el 70 por ciento significa 19 años 11 meses 6 días. Es indudable que rebaso el 70 por ciento y sigo en prisión", dijo, para señalar que las autoridades están "empeñadas en que termine mi vida en la cárcel".

Aunado a lo anterior, el exejecutivo del estado subrayó que los problemas de salud que enfrenta y que se han acentuado con su internamiento carcelario, justifican que le sea otorgado el beneficio de la prisión domiciliaria.

"Recordarán que así lo declaró públicamente en 2019 la entonces secretaria de Gobernación, la doctora en Derecho, Olga Sánchez Cordero, con toda la calidad para hacerlo porque antes era ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación", mencionó.

Durante la pandemia por coronavirus, Villanueva Madrid logró ser llevado a su casa para evitar su probable contagio con el virus. El 10 de junio del 2020 llegó escoltado por elementos de la Guardia Nacional, a su casa, en donde se le permitió permanecer en prisión domiciliaria, temporalmente.

Desde entonces se encuentra en su casa y luego en la de uno de sus hijos, "pero apenas se declare concluida (la pandemia)… ¡vámonos para el Cereso! para cumplir las órdenes de la juez y el magistrado.

"No puedo negar que me duelen estos chingadazos, hay mucha saña, deseos de joder y de destruirme", lamentó.

Evocó que fue acusado por la entonces Procuraduría General de la República (PGR) de dar protección a Alcides Ramón Magaña, alias "El Metro", imputado por delitos de narcotráfico, quien fue absuelto.

"Y resulta que este señor fue absuelto hace años de los delitos de los que nos acusan a ambos, o sea, que es inocente, y si él lo es, pues ni modo que yo haya cometido delito protegiéndolo, si él no cometió ningún delito, es claro que yo tampoco", consideró.

Citó que después de más de seis años de investigación de los diputados de tres Legislaturas de Quintana Roo –desde 2013– en mayo de 2019 aprobaron un dictamen que establece que todos los hechos ilícitos que se le imputan, son falsos.

Además, dos de sus principales supuestos cómplices en varias presuntas reuniones con "El Metro", también fueron absueltos y están en libertad.

"Todas y todos los funcionarios del gobierno y los empresarios y otras personas de la sociedad quintanarroense que acusaron de ser mis cómplices, fueron declarados inocentes. Y entonces, se preguntarán: ¿por qué carajos estoy preso? Sin duda que hay personas interesadas en estarme jodiendo", sostuvo.