Mario Negri acusó a Alberto Fernández de tener “un libreto diferente cada día”

·3  min de lectura
Mario Negri llega a la conferencia de prensa de Juntos por el Cambio
Fabián Marelli

“El cuento de nunca acabar”. Así se refirió el diputado nacional Mario Raúl Negri a las últimas afirmaciones del presidente Alberto Fernández sobre el gobierno de Mauricio Macri. El presidente del bloque de la UCR y del interbloque Juntos por el Cambio en la Cámara Baja acusó al primer mandatario de tener “un libreto diferente cada día” y aseguró que la “credibilidad” de la palabra presidencial está “destruida”.

Este mediodía, el Presidente encabezó un acto de entrega de viviendas en el barrio Saladita, del partido bonaerense de Avellaneda, donde, además de respaldar a su gabinete, volvió a apuntar contra el gobierno de Cambiemos, al cual acusó de no terminar casas motivado por el “odio”.

El cuento de nunca acabar. Ayer el Presidente pidió diálogo a la oposición. Esta mañana acusó a la misma oposición de no hacer viviendas “por odio” a los humildes. Un libreto diferente cada día, la credibilidad de la palabra presidencial destruida por el propio Jefe de Estado”, dijo Negri en su cuenta de Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A las críticas de Negri se sumaron las del extitular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, quien sostuvo que los dichos del Presidente no se deben a “un error de deslenguado”, sino que se trata de una “estrategia de provocación” para “disimular su pésima gestión”.

“Primero la mentira y el insulto permanente y flagrante. Después llama a la unidad frente a la emergencia. No es un error de deslenguado. Es una estrategia diseñada para la provocación permanente con el objeto de disimular su pésima gestión”, dijo Lombardi en su cuenta de Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Cada vez que vengo a estos barrios, muchas de estas casas quedaron prácticamente terminadas en el 2015, y me pregunto: ¿Cómo es que alguien no las terminó? ¿Cómo fue que no se pensó en la necesidad de tantos de ocupar estas casas? No le encuentro respuesta. La única que le encuentro es el odio. Que alguien odie tanto, que deje las casas vacías para que la gente no recuerde quién las hizo”, lanzó Fernández durante el acto de entrega de viviendas en Avellaneda.

Las palabras del Presidente impactan en medio del rearmado de diálogo entre el oficialismo y la oposición para concertar las medidas sanitarias, sociales y económicas necesarias para contener la segunda ola de coronavirus.

Coronavirus en la Argentina: según un médico asesor del Gobierno, “hay que reprimir las manifestaciones por un mes”

A su vez, días atrás, en un acto en Santa Fe, el Presidente aludió al expresidente uruguayo José “Pepe” Mujica sobre sus dichos de la Argentina y el odio. “Hay una parte de la Argentina que está enferma de odio. El odio no ayuda nada, nos contamina, nos frena, nos lleva a festejar la derrota del otro, no el triunfo del otro”, dijo Fernández.