Mario Moreno va con la sombra de los Salgado

·3  min de lectura

CHILPANCINGO, Gro., mayo 29 (EL UNIVERSAL).- Toda la campaña, Mario Moreno Arcos, candidato de la alianza PRI-PRD a la gubernatura estatal, ha ido a cuestas, casi todas las mediciones lo colocan por detrás; primero de Félix Salgado Macedonio, y ahora, de su hija Evelyn Salgado Pineda, candidata de Morena.

Son las 13:00 horas en el mercado central de Chilpancingo. Mario Moreno se baja de su camioneta y se dirige hacia unos comerciantes que lo esperan para recibirlo. No son más de 30 los que le dan la bienvenida al principal mercado de la ciudad que ya gobernó dos veces.

Pero el grupo que acompaña al candidato es de más de 60, sumando a su porra que la integran algunos trabajadores de la Secretaría de Desarrollo Social, el último puesto que ocupó y que dejó hace unos meses.

También lo acompaña un enjambre de reporteros. "Vienen más reporteros", dice un integrante de su comitiva.

Mario Moreno de inmediato comienza el recorrido. En menos de 20 minutos se adentra en el mercado y se sienta a comer en la fonda Aurora, una que frecuentaba cuando era alcalde.

Come y reanuda el recorrido, pasa por unos dos pasillos hasta salir a una de las explanadas, da un breve discurso y sale corriendo.

La campaña de Mario Moreno no ha tomado la atención como ha ocurrido en otros procesos electorales, con otros candidatos del PRI.

En Guerrero, este proceso electoral ha tenido un único protagonista: Félix Salgado Macedonio, siendo candidato, y también, cuando dejó de ser.

En su discurso, el priista se ha colocado como el segundo en la contienda. Ha dicho que va alcanzado a la candidata de Morena; que va a vencer a Evelyn Salgado; incluso, ha dicho que ya empató con la morenista. Su perspectiva ha sido desde atrás, desde el segundo lugar.

Mario Moreno ha intentado ganar protagonismo, pero poco ha logrado. Una de esas veces ocurrió cuando el candidato del PRI hizo un despliegue de espectaculares haciendo propuestas donde todo sería gratis si gana la elección. "Fertilizante gratis", "Medicinas gratis".

Otra ocasión fue cuando Salgado Macedonio denunció que Mario Moreno se presentaba como contador público cuando en el Registro Nacional de Profesiones no está su nombre.

Salgado Macedonio lo ha retado en varias ocasiones a que aclare si es o no contador público. Mario Moreno ha guardado silencio. Quien ya contestó fue su coordinador de campaña, Héctor Apreza Patrón.

"Mario Moreno sí es contador, contador de historias", señaló el coordinador.

Otra crítica fue a su primer eslogan de campaña: "Respeto por Guerrero", donde decían que al estado le han faltado el respeto, cuando sólo ha sido gobernado por el PRI y el PRD, los partidos que lo postulan.

Sin embargo, de las mayores críticas que ha recibido Mario Moreno es la presencia en su campaña de los exgobernadores Rubén Figueroa, Ángel Aguirre Rivero y René Juárez Cisneros, a quienes se les identifica como los políticos que han controlado la vida pública en las últimas décadas en la entidad.