Mario Draghi jura como primer ministro de un gobierno de unidad en Italia

·2  min de lectura
El primer ministro designado Mario Draghi llega al Palacio Presidencial del Quirinale, antes de la toma de posesión del nuevo gobierno de Italia, en Roma, Italia.

ROMA, 13 feb (Reuters) - El presidente italiano tomó juramento el sábado al exjefe del Banco Central Europeo Mario Draghi como primer ministro al frente de un gobierno de unidad, llamado a afrontar la crisis del coronavirus y la recesión económica.

Todos los partidos importantes de Italia, excepto uno, se han unido a su lado y su gabinete incluye legisladores de todo el espectro político, así como tecnócratas en puestos clave, como el ministerio de Finanzas y una nueva cartera de transición ecológica.

Hay mucho ahora sobre los hombros de Draghi.

Se le ha encomendado la tarea de planificar la recuperación de Italia de la pandemia y debe ponerse a trabajar inmediatamente en los planes para gastar más de 200.000 millones de euros (240.000 millones de dólares) de fondos de la Unión Europea destinados a reconstruir la economía en recesión.

Si se impone, Draghi probablemente reforzará a toda la eurozona, que lleva mucho tiempo preocupada por los persistentes problemas de Italia. El éxito también demostraría a los escépticos países del norte de Europa que al ofrecer fondos al sur más pobre fortalecerán a todo el bloque.

Pero se enfrenta a enormes desafíos. Italia está sumida en su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, cientos de personas siguen muriendo de COVID-19 cada día, la campaña de vacunación avanza con lentitud; y Draghi sólo tiene un tiempo limitado para solucionar las cosas.

Italia volverá a las urnas dentro de dos años, pero no es seguro que Draghi pueda sobrevivir tanto tiempo al frente de una coalición que incluye partidos con opiniones radicalmente opuestas en temas como la inmigración, la justicia, el desarrollo de infraestructuras y el bienestar.

El gobierno de Draghi es el sexagésimo séptimo desde 1946 y el séptimo en la última década, lo que ilustra la inestabilidad política de Italia.

(Reporte de Crispian Balmer; Editado en español por Javier López de Lérida)