La Marina tunecina intercepta un barco con 487 migrantes, el más grande del año

·3  min de lectura

Túnez, 26 nov (EFE).- Unidades de la Guardia Costera tunecina, apoyadas por una fragata de la marina, interceptaron hoy a 487 personas que habían desaparecido en aguas del Mediterráneo tras haber salido hace dos días de la costa de Libia en una embarcación precaria fletada por mafias locales con la que trataban de llegar de forma irregular a las costas de Europa.

Según el Ministerio de Interior, la interceptación -la más numerosa de este año- se produjo en aguas próximas a la isla tunecina de Kerkenah, situada en el sur del país, a donde la embarcación, en peligro de naufragio, había sido arrastrada por las corrientes y el viento.

En la cubierta y el interior del barco, que navegaba a la deriva con fugas de agua, viajaban 381 hombres, 13 mujeres y 93 menores que han sido traslados al puerto de El Ktef para recibir los primeros auxilios, pasar la perceptiva cuarentena y ser entregados a las autoridades judiciales para su probable procesamiento.

La mayoría proceden de Egipto, Bangladesh, Siria y Marruecos, y también hay eritreos, sudaneses, somalíes, palestinos, ghaneses, gambianos, paquistaníes, sierraleoneses, malienses, un chadiano, un guineano, un etíope, un nigeriano y un tunecino.

DOS DÍAS A LA DERIVA

El pasado 24 de noviembre, la ONG "Alarm Phone", que observa los flujos migratorios desde la costa africana, lanzó un aviso sobre la existencia de una embarcación con más de 400 migrantes a bordo que navegaba a la deriva en la zona SARS de Malta, en aguas internacionales, que había salido horas antes de Libia y advertido que la Guardia Costera de ese país no tenía capacidad logística para auxiliarla.

"Alarm Phone" pidió en los días siguientes tanto a los barcos de las misiones europeas como a Italia y Malta que intervinieran y evitarán una posible tragedia.

Desde entonces, no se tenían noticias de la embarcación, que ha navegado durante dos días a la deriva en riesgo de naufragio en condiciones climáticas muy adversas.

AUMENTO BARCOS FANTASMA

El jueves, el proyecto "Missing Migrants", vinculado a la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), advirtió de que en 2021 se ha producido un incremento significativo de los llamados "naufragios invisibles", una expresión que alude a las embarcaciones que salen de las playas del norte de África de forma clandestina y cuyo rastro no se puede trazar en aguas del Mediterráneo

"En el mar, el fenómeno de 'naufragios invisibles' también ha persistido de una manera alarmante tanto en la Ruta del Mediterráneo Occidental (WMR) como la Ruta del África Occidental-Atlántico. Esta última ha sido la más mortífera del mundo durante el tercer trimestre de 2021", advirtió.

La OIM, por su parte, recuerda que más de 26.600 personas han sido interceptas en el mar y devueltas a Libia a lo largo de 2021 pese a no ser un país seguro, cerca de un 75 % más que todo el año anterior.

Y que más de 1.300 han perecido ahogadas o desaparecido en distintos naufragios a lo largo de 2021, frente a las 381 personas muertas y 597 desaparecidas en 2020.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.