Marina Silva dice que Brasil liderará la defensa de la Amazonía tras el "apagón"

Davos (Suiza), 19 ene (EFE).- La ministra brasileña de Medio Ambiente, Marina Silva, dijo este jueves que el Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva pretende liderar la protección de la Amazonía y ser ejemplo mundial pese a las dificultades para reducir la deforestación tras el "apagón" dejado por Jair Bolsonaro.

Silva, una reconocida líder ambiental y que reasumió el ministerio que ejerció durante el primer gobierno de Lula (2003-2006), aseguró ante los asistentes al Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) que Brasil ya cuenta con la experiencia y con los conocimientos científicos necesarios para reducir a cero la deforestación de la Amazonía hasta el año 2030.

"Tenemos una experiencia exitosa para reducir la deforestación. En los primeros gobiernos de Lula conseguimos reducir los índices de destrucción de la Amazonía en un 83 %", dijo.

Agregó que, pese a que en esa época el Gobierno tuvo que comenzar desde cero porque no se tenía ni experiencia ni conocimientos para combatir la deforestación, ahora hay que volver a comenzar de cero tras el escenario desolador dejado por Bolsonaro (2019-2022).

"Ahora es más difícil porque Bolsonaro provocó un apagón en las políticas ambientales; desmontó los órganos de control y fiscalización; redujo los presupuestos para el combate a la deforestación y empoderó a los segmentos contrarios a la protección de las florestas y de los pueblos indígenas", afirmó.

Silva recordó que durante los cuatro años de gestión de Bolsonaro la devastación en la mayor selva tropical del mundo alcanzó índices récords.

LULA ACTÚA CON RAPIDEZ

Y añadió que en los primeros días de gobierno de Lula, que asumió su tercer mandato el 1 de enero, ya se restableció el plan de control de la deforestación; se reactivó el Fondo Amazonía, se revocaron medidas polémicas de Bolsonaro como la que permitía la minería en la Amazonía, y se montó un grupo con 17 ministerios para definir políticas de preservación.

"Estamos aquí (en Davos) para decir que Brasil volvió al escenario mundial decidido a recuperar su protagonismo como impulsor de iniciativas de combate a los cambios climáticos y preservación de la biodiversidad y para sumar esfuerzos en la definición de un nuevo modelo de desarrollo más sustentable", dijo.

"Consideramos que como el país con mayor extensión en la Amazonía es nuestro deber protegerla y queremos liderar por el ejemplo ante el mundo", agregó.

Pero aclaró que para garantizar el éxito de esos esfuerzos es necesario contar con el respaldo de los países con los que Brasil la comparte, así como con el apoyo financiero y tecnológico de los países ricos y de las empresas.

"Lula va a viajar en breve para participar en un encuentro de países amazónicos para pensar en una estrategia común", afirmó en referencia a la cumbre amazónica prevista para mayo próximo.

Silva explicó que la estrategia brasileña de preservación de la Amazonía cuenta con dos vertientes, una destinada a proteger 57 millones de hectáreas aún protegidas, y otra con la que se pretende promover el desarrollo sustentable para garantizar el sustento de los 30 millones de brasileños que viven en la región.

En el mismo debate en Davos, titulado "La Amazonía en una encrucijada", el gobernador del estado de Pará, Helder Barbalho, expuso el Plan de Bioeconomía creado por su administración para garantizar la preservación en el segundo mayor estado amazónico de Brasil y que permitió reducir la deforestación en un 21 % entre 2021 y 2022 e impulsar un modelo económico sustentable.

(c) Agencia EFE