Mariló Montero hace historia judicial al ganar la batalla contra un paparazzi

·3  min de lectura
Mariló Montero attends the awards ceremony given by the bullfighting Peña 'Las Meninas de España' to the winners in the Autumn Fair of Madrid 2021, on 22 November 2021, in Madrid, Spain.  (Photo By Raul Terrel/Europa Press via Getty Images)
Mariló Montero pone en jaque a la prensa rosa con esta sentencia (Photo By Raul Terrel/Europa Press via Getty Images)

El mundo de la prensa del corazón puede cambiar para siempre tras esta sentencia judicial que protege la intimidad de la presentadora (y personaje de la prensa rosa) Mariló Montero.

Mariló acaba de ganar al fotógrafo y paparazzi Gustavo González ante el juez y la condena no es irrisoria como en otros casos sino que sienta cátedra y dibuja un futuro algo crudo para los periodistas que, camuflados, sacan fotografías ‘robadas’ de los famosos.

Para entender lo sucedido en la sala del juzgado debemos remontarnos al año 2015 en las paradisíacas playas de Bora Bora donde la conductora televisiva gozaba de unas vacaciones y de su merecido descanso de la pequeña pantalla.

Mientras Mariló desconectaba del mundanal ruido de la prensa, Gustavo González y Diego Arrabal hacían todo lo contrario, preparar un seguimiento para intentar pillarla y fotografiarla. Ambos viajaron al lugar sabiendo en qué hotel se alojaban y se alojaron en el mismo, según recoge ‘Jaleos’.

Tras hacer fotografías que el citado medio califica de ‘semidesnudez’ (podría referirse a un bikini dado el contexto playero del sitio) Diego y Gustavo siguieron con su trabajo que es vender las grabaciones e imágenes a las revistas del corazón.

Sin embargo Mariló fue rápida (quizá les pilló o quizá fue alertada por alguna de las publicaciones a las cuales había sido ofrecido el material) y les denunció pidiendo medidas cautelares para que las instantáneas nunca vieran la luz.

Dichas fotos quedaron legalmente metidas en un cajón pero, aunque el público jamás llegó a ver a Montero en la intimidad de sus vacaciones más allá de lo que ella sí quiso compartir con sus seguidores en redes sociales, la sentencia final ha llegado ahora y no es nada favorecedora para uno de los paparazzi.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

El Jugado de Primera Instancia nª 35 de Madrid estima con su resolución que ambos fotógrafos deben ser condenados por la vía civil. La condena es nada menos que de 340.000 euros en concepto de intromisión ilegítima al derecho de honor e intimidad de Mariló Montero.

Del total de la condena, 265.000€ los tendría que pagar Gustavo González y los otros 75.000€ restantes serían para Diego según el medio antes mencionado. Esta sentencia es muy relevante porque se trata de la mayor sanción por este tipo de intromisión en la historia judicial de España.

La sentencia todavía puede ser recurrido por la otra parte y es que, además de la vía civil, Mariló Montero también se enfrenta de nuevo a los dos paparazzi por la vía penal a causa de las mismas fotografías del viaje vacacional de Bora Bora.

Por lo penal Gustavo y Digo deben ir a juicio por un presunto delito de revelación de secretos dado que se alega que las fotos fueron realizadas en la terraza privada del hotel para luego mercadear con ellas, para este segundo juicio no hay aún una fecha fijada pero, seguro, Mariló irá con muchas expectativas de volver a ganar vista sentencia previa por lo civil.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.