El marido de Merkel achaca la baja tasa de vacunación a la pereza de los alemanes

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: La canciller alemana Angela Merkel, junto a su marido, Joachim Sauer, en el Vaticano

BERLÍN, 23 nov (Reuters) - Joachim Sauer, el marido de la canciller alemana Angela Merkel, ha culpado a la "pereza y complacencia" de sus compatriotas por la tasa de vacunación comparativamente baja de Alemania, diciendo que el rechazo público a la ciencia nunca ha sido tan visible como ahora.

Sauer, que hasta su jubilación en 2017 fue profesor de química cuántica en la Universidad Humboldt de Berlín y es considerado uno de los mejores investigadores de dicho campo, se ha mostrado reticente a hablar de política a lo largo de los 16 años de mandato de su esposa.

El marido de Merkel se ha mostrado reacio a desempeñar un papel público por su matrimonio, por lo que no la ha acompañado en la mayoría de los viajes y ha limitado en gran medida sus comentarios públicos a su propia investigación científica y su pasión por el compositor Richard Wagner.

No obstante, esta semana, en un acto celebrado en Italia para su admisión en la Academia Italiana de Ciencias de Turín, abordó brevemente el tema que ha dominado los dos últimos años de su esposa en el cargo.

"Es sorprendente que un tercio de la población no siga la evidencia científica", dijo al diario La Repubblica, según informó el martes Die Welt, un periódico alemán asociado al medio italiano.

"En parte eso se debe a una cierta pereza y complacencia alemana. El otro grupo es gente (...) que está reaccionando ideológicamente a lo que consideran una dictadura de las vacunas".

La cuarta oleada de la pandemia de coronavirus es la más grave hasta ahora en Alemania, con los hospitales desbordados por los no vacunados y la reducción del efecto de las vacunas iniciales.

Alrededor del 68% de los alemanes se han vacunado por completo, por debajo de las proporciones de Reino Unido y Francia, y muy lejos de líderes mundiales como Portugal y Singapur.

Muchos expertos en política sanitaria culpan a la desinformación sobre el supuesto peligro de las vacunas de esta diferencia. Para Sauer, la brecha subraya la importancia de atraer a más jóvenes a las carreras científicas.

"La ciencia es importante, y sería bueno que más jóvenes se dedicaran a ella", dijo.

(Reporte de Thomas Escritt; Edición de Mark Potter; Traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.