El marido de Carolina Píparo se reencontró con su familia: “Sabíamos que este momento iba a llegar”

·2  min de lectura
Juan Ignacio Buzali y Carolina Piparo
autor

Fueron meses difíciles, injustos y dolorosos, pero sabíamos este momento iba a llegar” escribió en Twitter la diputada bonaerense y funcionaria platense Carolina Píparo, luego de que su marido, Juan Buzali, regresara a la casa que alquilan, en el club de campo Grand Bell de la capital provincial, después de casi cuatro meses de estar detenido. Ahora, Buzali cumplirá allí con la prisión domiciliaria dispuesta por la Cámara de Apelaciones de La Plata por el delito de tentativa de homicidio por el que está imputado.

¡Esperamos tanto este momento! Te extrañábamos infinito en casa. Fueron meses difíciles, injustos y dolorosos pero sabíamos este momento iba a llegar”, posteó en su cuenta de Twitter Píparo junto a las imágenes del reencuentro familiar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Buzali fue detenido el pasado 9 de enero pasado en La Plata, acusado de intentar matar a dos motociclistas a los que atropelló al confundirlos presuntamente con motochorros. Con la decisión de la Cámara Penal de Apelaciones de La Plata, que rechazó un pedido de la defensa de uno de los jóvenes heridos para que siga preso en un penal, Buzali cumplirá el arresto en su domicilio.

La Sala conformada por los jueces Carlos Arguero y Miriam Ermili ratificó la resolución de primera instancia y ordenó que se le otorgue la prisión domiciliaria a Buzali con monitoreo de una tobillera electrónica.

La causa

Buzali está detenido desde el 9 de enero último, luego de que la fiscal Di Lorenzo le imputase el delito de doble homicidio en grado de tentativa en perjuicio de los dos motociclistas que atropelló al confundirlos con motochorros.

En su declaración indagatoria, Buzali afirmó que “lo que pasó fue un infortunio y un accidente”, que “jamás” quiso “lastimar a nadie”, y que al momento del hecho estaba “nervioso, abrumado y temeroso”, pero “no enojado” ni alcoholizado.

Por su parte, Píparo denunció haber sido asaltada por motochorros la madrugada del 1° de enero último en la calle 47, entre 15 y 16, de la capital bonaerense, en momentos en que iba con su esposo a llevar a su suegro a su casa.

Según la legisladora, tras ese robo y cuando se dirigía con su esposo a realizar la denuncia a bordo de su Fiat 500L, volvieron a ser interceptados por los que creyeron que eran los mismos motochorros que los habían asaltado, por lo cual embistieron a una de las motos en las calles 31 y 28 y luego escaparon del lugar.

La pareja se alejó en el auto sin asistir a los dos jóvenes, identificados como Luis Lavalle, de 23 años, y un adolescente de 17 años, quienes tripulaban la moto y resultaron heridos.