Quién era Mariano Alberto Martino, el martillero asesinado en Hurlingham

LA NACION
·3  min de lectura

Mariano Alberto Martino, un martillero de 59 años que estaba desaparecido desde el jueves a la mañana, fue hallado asesinado en las últimas horas, tras haber ido a mostrar una casa. Por el momento, se conocieron las imágenes de una cámara de seguridad que muestra que tres personas salieron de la vivienda del crimen.

Quién era Mariano Alberto Martino, el martillero asesinado en Hurlingham

Martino era el titular de Martino Propiedades, una inmobiliaria conocida en zona oeste y ubicada en avenida Vergara 3896, en Hurlingham. Su cuerpo fue encontrado el jueves a las 19.30, en una casa en venta de las calles Delfor Díaz y Villegas, de la mencionada localidad del oeste del conurbano. Ahí, la víctima fue encontrada asesinada a golpes y atado de pies y manos con precintos plásticos.

Crimen en Hurlingham: "Mi papá entró con tres personas a una casa y nunca salió"

Tal como mostraba en su Facebook, hizo la secundaria en la escuela Técnica de Hurlingham y luego estudió en el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de San Martin. En lo que respecta a sus hobbies, señaló su interés por la cocina, el ciclismo y el ejercicio.

En la misma página aprovechaba, también, para mostrar los lotes y galpones que tenía a la venta en su inmobiliaria, y además intercalaba con posteos familiares.

El crimen

Según informó Primer Plano Online, la última vez que lo vieron fue cuando salió de su casa este jueves por la mañana, a las 7.20, para mostrar una casa en William Morris. Desde entonces, nadie supo más nada de él.

Al no recibir noticias de Martino, su esposa revisó la computadora del hombre y encontró abierto el WhatsApp Web. Su último intercambio de mensajes había sido con una clienta a la que debía mostrarle la casa en la que apareció su cuerpo. En el chat, ella le informaba que en 15 o 20 minutos estaría en el lugar. Como la pareja de Martino no tenía la dirección del lugar en William Morris, no pudo acercarse para saber si todo estaba bien. Sí intentó llamar a la clienta que convocó al martillero: su celular estaba apagado.

Luego, la mujer pudo rastrear la ubicación del celular de su esposa gracias a una aplicación. Allí, vio que el último destino en el que el celular se había localizado era en Moreno. Tras acercarse a esa dirección, la esposa del martillero encontró el auto de Martino, abandonado en el cruce de las calles Junín y Quilmes, a la vera del río. También estaban las pertenencias de su marido adentro. Se encontraron, entre otras cosas, la billetera, unas llaves y un reloj del hombre, lo que de inmediato descartó la posibilidad de que se tratara de un robo.

Retirarse a los 40: cómo alcanzar la independencia financiera en la Argentina

En ese momento, la pareja de la víctima se dirigió a la comisaría 2da. de Moreno para registrar la denuncia por averiguación de paradero. Más tarde, los bomberos voluntarios del municipio encontraron, en la orilla del río, el teléfono celular de la víctima.

El testimonio de la hija de Mariano Alberto Martino, el martillero asesinado en Hurlingham

Gracias a las cámaras de seguridad, explicó Estefanía Martino, la hija de la víctima, se pudo constatar qué fue lo que ocurrió. Según se vio en esas imágenes, tres personas salieron de la casa donde fue encontrado muerto su padre. La joven añadió que en otra imagen se ve cómo esas personas suben al auto de su papá y uno de ellos arroja las llaves a una zanja.

"Mi abuela, la mamá de mi papá, es la que más me preocupa, porque perdió a sus dos hijos en un año. Es antinatural, no lo debe entender. Y de manera muy trágica los dos. Mi tía murió en un accidente", dijo Estefanía, que aseguró que aún no "cayó" en que asesinaron a su papá. "Esto no es nada. Son los meses después los que más duelen porque ves la falta", dijo.