Marian Franco comparte su experiencia bajo el mando de Iñárritu

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 28 (EL UNIVERSAL).- Desde niña Marian Franco soñaba con ser actriz y verse en una pantalla grande; hoy alcanzó su sueño con su participación en "Bardo", la nueva cinta de Alejandro González Iñárritu.

Aunque ya tenía experiencia en el cine para adultos y cintas independientes, sabe que dio un paso a las grandes ligas, sin importar el tamaño de su participación.

"Quizá sí, algunos dirán que tengo un papel chiquito pero en estos casos no importa, así me hubieran puesto de barrendera, yo lo hacía", dice orgullosa Marian.

En plena pandemia, insistió en su sueño y realizó una serie de castings hasta que logró llamar la atención de "El Negro".

"Es difícil que algo me ponga nerviosa porque ya tengo cierta experiencia en ámbitos más fuertes, pero cuando escuché: 'Hola Marian, soy Alejandro González Iñárritu y yo te voy a dirigir hoy', me quería yo hacer pipí. Me temblaron las piernas", dice divertida la actriz.

"No es lo mismo tener una sola cámara a tener a Iñárritu viéndote con ojos de pistola y con el peso de saber que estás en una cinta que probablemente vaya a los Oscares. Pero si puedo atraer la atención de un director tan importante, quiere decir que algo estoy haciendo bien", confió.

Al final logró quedarse con el papel donde da vida a una fan de Silverio Gacho, interpretado por Daniel Giménez Cacho. "Aparte de su esposa, personificada por Griselda Siciliani, soy la única que besuquea a Daniel. Empaticé mucho con él", dijo emocionada antes de entrar a la sala donde vería "Bardo" por primera vez.