María Teresa Campos tiene una espina clavada que no la deja retirarse en paz

·3  min de lectura
Maria Teresa Campos attends the presentation of the book Tele: The 99 ingredients of television that leaves the mark of Borja Terán in Madrid. Spain. June 19, 2019 (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)
Maria Teresa Campos no quiere jubilarse por la puerta de atrás (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

La veterana periodista ha sorprendido en sus últimas declaraciones públicas reivindicado un merecido adiós televisivo por la puerta grande tras una trayectoria colmada de éxitos.

María Teresa Campos lleva dos años de capa caída y en declive absoluto, tanto a nivel sentimental como laboral. Su ruptura con Edmundo Arrocet y el drama mediático que ella misma alimentó tras el desamor la situaron como personaje del corazón mucho más que como periodista, aunque haya demostrado con creces su valía profesional.

Los dramas de malestar entre Terelu Campos, Carmen Borrego y su nieta Alejandra Rubio tampoco ayudan a restaurar una seriedad impoluta que Teresa siempre ha tenido y que ahora se ve bastante mancillada, aunque la cosa viene ya de lejos con el reality show al que las Campos se prestaron de la mano de Raúl Prieto, por aquel entonces, director de ‘Sálvame’ y actual director de ‘Viva la vida’.

Lo cierto es que María Teresa ha sido durante décadas la reina de las mañanas con su mítico ‘Día a Día’ y, en esta última etapa ya de ocaso profesional a sus ochenta años ha intentado adaptarse a formatos más modernos siendo, por ejemplo, la defensora de la audiencia en ‘Sálvame’.

Además de esto, tras la cancelación de su programa ‘La Campos Móvil’ en el cual entrevistaba a personajes públicos a bordo de un autobús con cristaleras, Teresa se atrevió con Youtube y lo cierto es que arrasó.

“Enredados”, que así se llamaba su espacio de entrevistas consiguió 30 mil suscriptores y más de un millón de vídeos vistos pero, tras entrevistar a personajes como Dani Martín o Boris Izaguirre, dejó el canal colgado y así lleva diez meses, sin despedida alguna a sus seguidores virtuales.

Esa despedida que Teresa Campos no ha dado como youtuber la quiere dar en su medio ‘natal’, la televisión. Así, la presentadora ha declarado que pide justicia para todos aquellos profesionales que han dedicado su vida y esfuerzos al mundo de la televisión.

Evidentemente esto la incluye a ella que desea con todas sus fuerzas tener un programa propio o, al menos, una colaboración habitual para poder retirarse de la pequeña pantalla con el calor de su audiencia, que tantos años la ha acompañado.

23.12.2004. Barcelona. The journalist Maria Teresa Campos in the inauguration of the 'Cruise Magic Coast' in Barcelona.  (Photo by Fernando Camino/Cover/Getty Images)
Maria Teresa Campos ha sido la reina de las mañanas durante años (Photo by Fernando Camino/Cover/Getty Images)

La dignidad profesional es muy relevante para María Teresa y quizá por eso no estaría llevando nada bien ese vacío mediático que vive y se podría sentir olvidada según han publicado algunos medios nacionales.

No sería de extrañar que la experimentada conductora televisiva estuviese dolida al ver como se le han cerrado las puertas del medio, probablemente por su edad, aunque lo cierto es que (como es natural) Teresa no es la que era hace unos años en cuánto a ritmo televisivo, tiende a divagar y a querer imponer sus opiniones sentando cátedra y eso no la favorece.

Además, los formatos blancos y amigables de antaño ya son historia y pocos espacios quedan (sobre todo en Mediaset) en los que ella pudiese sentirse cómoda sin terminar en el barro que siempre ha criticado, el corazón más amarillento del cual ella está siendo víctima en primera persona con todo lo de Bigote Arrocet.

Que Teresa Campos merece una mención en la historia de la televisión de nuestro país es innegable, que sus programas han tenido un éxito aplastante es indiscutible pero, en este momento vital que atraviesa y con su imagen un poco dañada, ¿qué cadena apostaría por ella? A estas alturas es complejo, si quiere seguir en activo tiene su canal de Youtube y quizá sería una idea genial retomarlo y, llegado el momento que ella estime, despedirse de todos sus espectadores en dicho medio, aunque sea online.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.