María Rojo, la amiga que ayudó a Carmen Salinas en su peor momento y ahora será su relevo de lujo

·4  min de lectura

No hubo otra salida. Nicandro Díaz, el productor de "Mi fortuna es amarte", la telenovela que protagonizan Susana González y David Zepeda, tuvo que buscar una actriz que entrara al relevo de Carmen Salinas, quien interpretaba el rol de la matriarca 'Doña Magos', que es uno de los personajes principales de la historia y que la Salinas había originado.

Al principio, Díaz —célebre como productor de 'Carita de Ángel', 'La mexicana y el güero' y otras exitosas telenovelas — no quería suplir a Carmelita, y había anunciado su intención de esperar a que saliera del coma en el que cayó tras sufrir un accidente cerebrovascular masivo que la tiene hasta el momento en estado vegetativo persistente en un hospital de la ciudad de México.

Pero como no parece que vaya a haber una recuperación pronta, o que doña Carmen pueda -en caso de despertar- volver a retomar sus compromisos laborales, Nicandro anunció que 'Doña Magos' será interpretada por otra gran actriz muy reconocida en México y contemporánea de la Salinas, de quien ha sido amiga por varios años: la enormísima María Rojo.

MEXICO CITY, MEXICO - AUGUST 31:  Maria Rojo during a press conference to present the movie El Infierno on August 31, 2010 in Mexico City, Mexico. (Photo by Marcos Delgado/Clasos.com/LatinContent via Getty Images)
María Rojo, actriz. (Marcos Delgado/Clasos.com/LatinContent via Getty Images)

Nacida en la ciudad de México en 1943 (es cuatro años menor que doña Carmen), María Rojo Incháustegui es una de las actrices más reconocidas internacionalmente surgida de la escena mexicana, donde comenzó a figurar siendo apenas una niña de diez años —de hecho, irónicamente, ella y Carmen Salinas comenzaron sus respectivas carreras profesionales el mismo año y las dos como pioneras de la televisión—, cuando invitada por una maestra suya se incorporó a la compañía de teatro infantil creada por el célebre Enrique Alonso 'Cachirulo', que fue la primera en tener un espacio televisivo dedicado a los niños.

Como había muy escasos televisores en la república mexicana, María se convirtió muy pronto en una auténtica celebridad, todo eso décadas antes del surgimiento de Internet, o de las revistas especializadas en el medio. Vivaz, sensacional y muy carismática, María también obtuvo reconocimiento en teatro como protagonista de 'La Mala Semilla', el clásico de Broadway que había sido traído a México en 1955, estelarizada por la inmortal Rita Macedo, y en la que alternaba funciones con Angélica María, que entonces era una niña también.

Así, desde entonces, María Rojo fue haciéndose de un lugar en la escena mexicana; principalmente en teatro al inicio y después en cine, de la mano de directores como Felipe Cazals, María Novaro y Jaime Humberto Hermosillo, quienes la llevaron a recorrer el mundo en festivales con filmes como 'Las poquianchis', 'Danzón', 'María de mi corazón', 'De noche vienes, Esmeralda' y 'Naufragio' (por la cual recibió el Ariel a mejor actriz), entre muchas otras.

Naturalmente, María no es ajena a las telenovelas, aunque ha trabajado en menos producciones que la Salinas, ha contado con participaciones destacadas en 'Muchachitas', 'La antorcha encendida', 'Hasta el fin del mundo' y 'Señora Acero', entre otras, aprovechando cada una de ellas como una plataforma para poder financiar lo que más le apasiona, que son el teatro y el cine, compaginando las tres artes.

Entre María y Carmen Salinas hay muchos vasos comunicantes, además de una amistad sólida: cuando a mediados de los años 90 Carmen Salinas cayó en una profunda depresión en consecuencia de la muerte de su hijo Pedro Plascencia Salinas a consecuencia de un cáncer fulminante, trauma que la marcó para siempre, fue María Rojo quien se presentó a buscarla para ofrecerle una participación en la puesta en escena del clásico de Luis G. Basurto 'Cada quién su vida', una descarnada y tragicómica mirada a la vida de las prostitutas que trabajan en un cabaret de segunda categoría de la capital en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial.

La producción era un proyecto personal de María, a escenificarse en el Salón Los Ángeles del centro de la ciudad de México. Al saber que Carmen estaba postrada y devastada por el fallecimiento de su hijo, María fue personalmente a su casa y habló con ella para ofrecerle el papel clave de la Jarocha, una de las prostitutas que conforman el elenco principal. 

Carmen conocía la obra, que había sido argumento para una película con Ana Luisa Peluffo, pero no quería aceptar, deprimida como estaba. Tuvo la Rojo que hacer uso de todo su poder de persuasión (que no es poco) para convencer a la Salinas de que la única forma en la que podría hacer las paces con el mundo después de la injusticia que había sido la prematura muerte de su hijo, era volver a hacer lo que le apasionaba. Por este retorno, Carmen Salinas recibió todos los premios a actriz de cuadro ese año, y revivió su carrera, reconociendo siempre que había sido María quien fue en en su auxilio.

Ahora, que sea precisamente María Rojo quien salga en su relevo (¡y vaya que es un relevo de lujo!) en esta producción es no solo una necesidad de la telenovela, también es otra muestra de cariño y respeto a Carmen Salinas en este momento tan delicado y ciertamente, la extraordinaria Rojo sacará "el torito" (como se le conoce a estas situaciones de suplencia inesperada en un proyecto) con honores.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Kathleen Turner, el icono de los 80 abocado al abismo por una enfermedad

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.