Margaret Keenan, la primera persona del mundo en recibir la vacuna COVID, recibe la dosis de refuerzo

·3  min de lectura

Una abuela de 91 años que se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir la vacuna de covid-19 recibió una inyección de refuerzo e instó a otros a hacer lo mismo.

Margaret Keenan regresó al Hospital Universitario de Coventry, en West Midlands, donde recibió la inyección histórica en diciembre, para recibir su refuerzo el viernes.

Después, dijo a los periodistas: “Me siento muy bien”, animando a la gente a “ir a por ello”.

Más de 350 mil personas han reservado un refuerzo esta semana, aseguró el NHS, mientras se pone en marcha la última etapa de la lucha contra covid-19.

Se ha invitado a más de 1.5 millones de personas a reservar una vacuna de refuerzo.

Los mayores de 50 años, los trabajadores sanitarios y de atención de primera línea y los que tienen entre 16 y 49 años en riesgo de contraer una enfermedad grave y que han recibido su segunda vacuna hace al menos seis meses están siendo invitados a recibir una dosis de refuerzo.

Keenan, que tiene cuatro nietos, se reunió con la matrona del hospital May Parsons, quien también recibió su vacuna de refuerzo, como trabajadora de salud de primera línea, y la pareja compartió un gran abrazo.

Parsons administró la primera dosis de Keenan el año pasado, cuando Keenan se refirió a ambos como “Maggie-May” después de que se arremangaron.

Leer más: Haitianos en México analizan qué hacer tras recorrer países

Como la primera persona en cualquier parte del mundo en recibir una dosis de la vacuna de covid al inicio del programa de vacunación masiva, es parte de la campaña del NHS sobre el lanzamiento de refuerzos.

La nonagenaria, que se jubiló de su trabajo en una joyería hace solo cinco años, dijo: “Creo que, durante los pocos segundos que lleva, (deberían) ir y recibir la inyección porque les está salvando la vida, la vida de su familia, y salvando la vida”.

Keenan, de Coventry, agregó: “Realmente no sé qué impide que la gente lo haga… No hay nada que temer.”

“También me ha protegido mentalmente. Me siento bastante confiada ahora, saliendo, lugares en los que no hubiera pensado antes”.

Keenan reveló que había recibido “montones de cartas” de “gente encantadora” en lugares como Japón, Australia y Estados Unidos. “Soy una gran noticia”, bromeó.

Parsons también instó a la gente a tomar un refuerzo, diciendo “todavía no hemos salido de la pandemia”.

La matrona, que ha trabajado para el NHS durante casi 20 años desde que se mudó de Filipinas, también manifestó que estaba preocupada por el efecto en los pabellones este invierno, ya que alrededor del 10 por ciento de la población del Reino Unido aún no había recibido la vacuna.

Ella expresó: “Estamos combatiendo a diferentes pacientes que ingresan a nuestras salas, esto incluye a las personas embarazadas que no han sido vacunadas, y es una verdadera preocupación para mí.”

“La gente no está pensando en protegerse a sí misma y, obviamente, a sus bebés por nacer.”

“Se cree que será el invierno más duro al que nos enfrentaremos, con gripe y covid por completo”.

Parsons sostuvo que tener el refuerzo era "realmente imperativo" si la gente quiere la máxima protección.

Relacionados

AP Explica: ¿Quiénes pueden ponerse la vacuna de refuerzo?

El Salvador aplicará tercera dosis de vacuna contra el COVID

EEUU inicia aplicación de refuerzo de vacuna contra COVID-19

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.