Marea roja en Florida mata a cientos de toneladas de peces

·2  min de lectura

Una "marea roja" dañina está matando a cientos de toneladas de peces en Florida, donde el gobernador republicano Ron DeSantis se ha negado hasta ahora a declarar el estado de emergencia.

Al menos 600 toneladas de vida marina han sido arrastradas a las costas del sur de Florida desde finales de junio. También se han reportado olas de peces muertos en el sur de Tampa y San Petersburgo, según el Smithsonian y WUSF, una estación de radio pública.

Los funcionarios del condado de Pinellas y la ciudad de San Petersburgo, que se ha visto más afectada por el aumento de las aguas tóxicas, recuperaron nueve toneladas de pescado en un solo período de 24 horas después de la tormenta Elsa de la semana pasada.

Los activistas ambientales dicen que la proliferación anual de algas se vio agravada por los desechos industriales vertidos en la bahía de Tampa en marzo, que están matando cientos de toneladas de peces y arruinando las aguas de Florida.

La "marea roja" puede empeorar los problemas respiratorios de quienes padecen asma, enfisema y bronquitis, y también provoca un olor nauseabundo, que ha estado persistiendo en San Petersburgo de forma intermitente durante semanas.

El sábado, más de cien personas protestaron en la ciudad, exigiendo al gobernador DeSantis declarar una emergencia por la “marea roja”, para liberar recursos para combatir las algas.

Aunque los funcionarios de San Petersburgo ya lo han hecho, la oficina del gobernador republicano lo descartó y argumentó que había fondos suficientes disponibles del Departamento de Protección Ambiental del estado para combatir el brote de “marea roja”.

La lucha de Tampa Bay con las algas tóxicas sigue al cierre de la planta de fosfato y fertilizantes de Piney Point en 2001, que se pensaba que había vertido más de 200 millones de galones (757 millones de litros) de agua contaminada en la bahía en marzo.

Leer más: Cirujano General de EE.UU. prevé regreso de uso obligatorio de mascarillas en puntos conflictivos

Se ha culpado a los fertilizantes y contaminantes adicionales en las aguas del sur de Florida por la proliferación de algas, que se alimentan de los nutrientes, pero son fatales para la vida marina.

Los científicos de la Universidad de Florida y la Universidad de Carolina del Norte también han argumentado en una carta reciente que el aumento de las temperaturas como resultado de la crisis climática detendría “nuestra capacidad para controlar las floraciones”.

Las algas crecen más rápido en aguas más cálidas y ricas en nutrientes.

Información adicional de Reuters

Relacionados

Florida: Corte bloquea fallo de juez sobre cruceros

Covid-19 en EE. UU.: ‘Esto se está convirtiendo en una pandemia de no vacunados’, uno de cada 5 casos se reporta en la Florida

Número récord de manatíes ya muertos en Florida: 'se mueren de hambre'

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.