Marco Rubio asciende entre los republicanos

Más destacado

WASHINGTON (AP) — Marco Rubio está asumiendo un papel protagónico en momentos en que los republicanos buscan un nuevo líder.

En los casi 100 días transcurridos desde que el presidente Barack Obama consiguió su reelección, el senador por Florida ha dado pasos calculados y concretos para surgir como el líder de la nueva generación de un partido que ha perdido el rumbo, dar al movimiento conservador una imagen que se corresponda con el siglo XXI y colocarse en la posición adecuada para una posible candidatura presidencial a futuro.

El legislador cubanoestadounidense y bilingüe se ha convertido en el portavoz de los republicanos que propone soluciones tanto en temas migratorios como en asuntos económicos que afectan a los trabajadores de clase media. Rubio promueve un partido moderno e inclusivo que dé la bienvenida a más hispanos y minorías, pero dice que los republicanos deben mantenerse fieles a sus principios.

"De cierta forma, está tratando de salvarnos de nosotros mismos", afirma Al Cárdenas, presidente de la organización conservadora American Conservative Union, que ofreció a Rubio su primer trabajo en política, como empleado sobre el terreno en el sur de la Florida durante la campaña presidencial de Bob Dole en 1996. "El nos reconforta contra los detractores que dicen que necesitamos cambiar para atraer a una audiencia más amplia".

Rubio será el encargado de dar el martes la respuesta republicana al discurso del Estado de la Unión de Obama, que según los asesores de Rubio ofrecerá recetas económicas para la débil economía y hará contrapeso a lo que los republicanos califican como un enfoque económico centrado en el gobierno.

El discurso se produce en momentos en que la popularidad de este hijo de inmigrantes cubanos de 41 años se ha disparado y el partido trata de recuperarse de derrotas electorales significativas y forjarse un camino para el futuro.

A Rubio lo han calificado como un factor decisivo. La revista Time le dedicó su portada de esta semana, consagrándolo como "El salvador republicano". Rubio, que es católico, respondió en Twitter: "Sólo hay un salvador, y no soy yo. (hash)Jesús". Y durante una entrevista con The Associated Press le restó importancia a la etiqueta: "Yo no escribí la portada. Y si la hubiera escrito no hubiera puesto eso".

"En la política no hay salvadores", agregó.

El ex presidente de la Cámara de Representantes de Florida es una luminaria republicana desde 2010, cuando desplazó al gobernador del estado Charlie Crist en una campaña por el Senado que mostró la fuerza del movimiento ultraconservador del Tea Party.

Rubio presentó al nominado presidencial Mitt Romney en la Convención Nacional Republicana.

El ascenso de Rubio se compara con el de Obama, que pasó de senador electo por Illinois a candidato presidencial demócrata en menos de cuatro años. Ambos despertaron elogios por su capacidad oratoria y buscaron no atraer la atención al principio de sus carreras en el Senado.

Igual que Obama para los demócratas, Rubio evoca una nueva generación de republicanos, conversa abiertamente de música hip-hop como de la atención médica. En una entrevista reciente con la organización noticiosa de internet BuzzFeed, Rubio conversó a profundidad de la música rap de Tupac Shakur y The Notorious B.I.G, un aspecto inimaginable en Romney.

Desde la paliza electoral de noviembre, Rubio ha adoptado diversas medidas públicas y privadas para elevar su imagen, ya importante, y crear una estructura política, organizativa y de comunicación que necesitaría si decide buscar la Casa Blanca.

En la noche de esos comicios, el legislador impulsó "políticas de movilidad ascendente" y recomendó a los republicanos que renovaran su imagen ante los miembros de las minorías y las comunidades de inmigrantes. A mediados de noviembre, Rubio efectuó una visita rápida a Iowa con motivo de la fiesta de cumpleaños del gobernador republicano Terry Branstad, y le sirvió de pasarela ante activistas influyentes del partido en este estado, de gran peso electoral.

Branstad elogió a Rubio como el "tipo de líder inspirador que nos ayudará a encaminarnos en la dirección correcta".

En diciembre, Rubio dijo que los republicanos necesitan atraer votos de todos los estratos económicos, e invocó a su padre, quien fue camarero en un hotel. Ese tipo de personas no "buscan caridad" sino las condiciones que les ayuden a alcanzar la clase media, dijo Rubio durante una comida que ofreció la Fundación Jack Kemp.

Tras bambalinas, Rubio ha impulsado su comité de acción política, Reclaim America PAC, para recaudar recursos, elegir colegas republicanos y crear esencialmente una campaña en espera. Terry Sullivan, un colaborador de confianza veterano en campañas políticas en Carolina del Sur, se ha mudado para trabajar de tiempo completo con la organización, y Rubio contrató a Dorinda Moss, importante recaudadora de recursos para el Partido Republicano, como directora de finanzas.

Rubio, que asumió posturas intransigentes en política de inmigración como describir como una forma de amnistía la propuesta del senador John McCain en 2010, ha cambiado de estrategia en el tema.

Dedicó meses a reunirse con diferentes grupos en el debate antes de difundir un conjunto de principios con sus colegas senadores que incluye un aumento de la seguridad en las fronteras con un posible camino hacia la ciudadanía para aproximadamente 11 millones de inmigrantes que carecen de permiso para estar en Estados Unidos.

Consciente de que la "amnistía" continúa como una palabra impropia en el Partido Republicano y que muchos todavía vacilan ante los cambios de inmigración aprobados durante el gobierno del presidente Ronald Reagan, Rubio se reunió con anfitriones conservadores de programas de radio y con medios noticiosos para desviar las críticas. Desde el principio, Rubio se ganó comentarios positivos de las poderosas personalidades conservadoras de la prensa.

Bill O'Reilly y Sean Hannity, de Fox News, elogiaron la postura de Rubio. El comentarista conservador Rush Limbaugh calificó de "admirables y destacadas" las ideas de Rubio, una aseveración que podría serle de utilidad como argumento de defensa en las elecciones primarias republicanas.

Pero Rubio también tiene detractores.

La comentarista conservadora Ann Coulter dijo que el plan de Rubio permitiría a los inmigrantes no autorizados vivir y trabajar en Estados Unidos, esencialmente saltándose a aquéllos que han esperado en sus propios países para emigrar legalmente hacia Estados Unidos. El senador republicano de Luisiana, David Vitter, llamó "ingenuo" a Rubio.

De hecho, su enfoque sobre la inmigración podría resultar una bendición o un fiasco para Rubio. Si el senador logra que los republicanos apoyen un plan que ofrezca alguna solución, podría vinculársele a una gran victoria legislativa. Pero si ese plan suscita la ira de los activistas republicanos, podría obstruirle su capacidad para buscar el gran premio en 20l6.

"En verdad creo que si hago mi mejor trabajo en el Senado", dijo Rubio a BuzzFeed, "entonces en un par de años estaré en posición de decidir si quiero buscar la reelección, dejar la política y darle a alguien más la oportunidad, o postularme a algún otro cargo".

___

Christine Armario, redactora de The Associated Press, contribuyó a este despacho desde Miami.

___

Ken Thomas está en Twitter como: https://twitter.com/AP_Ken_Thomas

Cargando...